ARTEIXO

Arteixo Química prevé aumentar un 1.300% la generación de residuos peligrosos

Quiere aumentar la producción de policarbonatos y fabricar un nuevo producto, por lo que pasará de producir 67 toneladas anuales de material de riesgo a 937

21.04.2016 | 12:36
Planta de Arteixo Química en el polígono de Sabón.

La planta de Arteixo Química, en el polígono de Sabón, tiene en trámite la modificación de sus instalaciones para aumentar la producción de policarbonatos y fabricar un nuevo producto, lo que supondrá que pase de generar 67 toneladas de residuos peligrosos al año a un total de 937, un incremento del 1.298%. La Consellería de Medio Ambiente considera que este cambio supondrá una modificación sustancial de la autorización ambiental integrada de 2006 y somete el proyecto al trámite de información pública.

El junio de 2015 la empresa, del grupo Cromogenia Units, ya realizó varias modificaciones en la planta, como la instalación de una enfriadora y de una cubierta metálica para tapar un almacén además de colocar un nuevo lavador de gases y un nuevo reactor de 3.000 litros, lo que supuso cambios que se calificaron como no sustanciales.

Dos meses después no obstante la sociedad comunicó su intención de realizar más modificaciones y éstas sí se consideran sustanciales, entre ellas la fabricación de un nuevo producto, una sal de amonio cuaternario que se utiliza para producir polímeros, en la fabricación de papel y el tratamiento de textiles, además de como aditivo en productos químicos de uso diario.

Según señala esta industria, este producto presenta "baja toxicidad aguda y crónica en animales, no es tóxico para los organismos ambientales y es fácilmente biodegradable" y no está considerada sustancia peligrosa. La fabricación de esta nueva sustancia supondrá un aumento de uso de materias como la dimeltilamina (un gas inflamable que se usa para disoluciones) y la sosa. También se prevé instalar un nuevo depósito de almacenamiento de epiclorhidrina (líquido que se usa para fabricar plásticos, resinas y pinturas) un producto con "peligrosidad inflamable y tóxico".

Arteixo Química admite en su proyecto que las modificaciones previstas supondrán un "incremento notable" en la generación de residuos" por la fabricación de la nueva sustancia y también porque ahora un residuo que gestionaban en ellos en su propia planta depuradora, denominado aguas madres, lo manipula un gestor autorizado.

"Este incremento puede suponer un incremento del impacto, desde el punto de vista de potenciales vertidos accidentales o de fugas en los depósitos de almacenaje", señala la empresa, aunque recuerda que lleva "años gestionando correctamente los residuos peligrosos in que hayan existido vertidos accidentales ni fugas, por lo que el impacto se considera compatible".

La planta considera que este aumento de producción y de generación de residuos no supondrá un impacto "significativo" sobre las aguas subterráneas ni sobre el suelo. Los cambios que se introducirán supondrán un aumento de la producción de estos aditivos en la planta así como un incremento del agua a consumir y también de la electricidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine