ABEGONDO

¿Qué pasa en Abegondo?

La anulación del plan general por parte de los tribunales introduce incertidumbre sobre las licencias otorgadas por el Concello desde que entró en vigor y las consecuencias para el consistorio si al final el fallo se convierte en firme

25.04.2016 | 16:27
Documentos del PXOM cuando se aprobó en pleno y detrás el alcalde.

El municipio de Abegondo, con menos de 6.000 habitantes, ha visto anulada su ordenación urbanística dos veces en los últimos 16 años. La última, el pasado 14 de abril, cuando el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) resolvió anular el Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM), en vigor desde 2012. La anulación de este documento introduce incertidumbre sobre sus efectos y consecuencias en este concello rural.

E¿La sentencia anulatoria es definitiva? No, se puede presentar un recurso de casación ante el Tribunal Supremo. El Concello ya anunció que recurrirá pero la Xunta aún no lo decidió. Las dos administraciones pueden presentarlo, por separado, enviando al TSXG un escrito de preparación en el plazo de treinta días hábiles contados desde que se le notificó la sentencia. El Supremo primero decidirá si admite a trámite los recursos. Cuando el TSXG anuló las normas subsidiarias de planeamiento de Abegondo en 2000 el Concello recurrió y el Supremo ni siquiera admitió a trámite su recurso por lo que la sentencia se convirtió en firme. Si la admite, las partes recurrentes presentarán el recurso propiamente dicho y se le dará traslado a la plataforma vecinal que presentó la demanda, si quiere personarse, para que conteste y quedará visto para sentencia. Según fuentes jurídicas consultadas, el Supremo tardaría entre cinco y seis meses en resolver si admite a trámite o no los recursos y unos dos años en emitir su fallo.

E¿El PXOM actual sigue vigente? Sí. Mientras no adquiera firmeza la sentencia del Superior sigue siendo válido y eficaz y el Concello puede seguir otorgando licencias y desarrollando las urbanizaciones o actuaciones previstas en este planeamiento. No obstante, aunque no sea firme, los actos de aplicación del plan tendrían una elevada inseguridad jurídica, según abogados expertos en urbanismo, para el caso de que alguien los recurriese.

E¿Qué viabilidad tiene el recurso de casación ante el Supremo? Expertos en la materia apuntan a la dificultad de que pueda prosperar e incluso de que sea estimado el recurso que pueda presentar Xunta o Concello. En casación ante el Supremo solamente pueden argumentarse infracciones de la sentencia respecto a normativa estatal y no autonómica y la normativa aplicada por esta resolución del TSXG del pasado 14 de abril es autonómica. En casación tampoco puede revisarse la prueba practicada en el proceso ante el Superior. Por ejemplo, si el perito judicial concluyó que el crecimiento de viviendas no se correspondía con los datos objetivos de evolución poblacional o que determinados ámbitos carecían de los requisitos de infraestructuras para ser considerados suelo urbano, eso no se puede revisar en casación.

E¿Qué pasa si la anulación del PXOM se convierte en firme? Si adquiere firmeza, reviviría el planeamiento anterior, es decir, las normas subsidiarias de 1996. Pero como éstas también fueron anuladas por sentencia en 2000, Abegondo quedaría sin ordenación urbana general, por lo que le sería de aplicación la Disposición Transitoria Primera de la reciente Ley del Suelo de Galicia. Esta ley señala que en concellos sin planeamiento general solo podrá edificarse en los terrenos que merezcan la condición de suelo urbano consolidado si reúnen los requisitos establecidos en dicha ley. Las delimitaciones de núcleo rural mantendrían su vigencia. El Concello también podría formular planes especiales para la ejecución de actuaciones públicas para crear suelo urbano con destino a usos industriales o terciarios, equipamientos públicos o para la construcción de viviendas de promoción pública. Pero en tal caso Abegondo tendría que formular y tramitar un nuevo PXOM desde cero.

E¿Si se anula definitivamente el PXOM, afectará a las licencias y otros actos otorgados a su amparo? Un plan urbano es una disposición normativa de carácter general así que su anulación no supone la anulación de sus actos de aplicación, como pueden ser licencias o reparcelaciones, siempre que no fuesen recurridas. Si una licencia otorgada en base al PXOM anulado no hubiese sido recurrida, no se vería afectada, pero si fue recurrida en su día, la anulación definitiva del plan supondría la anulación de dicha licencia. La anulación definitiva del planeamiento sí conllevaría aparejada la anulación de los planeamientos de desarrollo (planes parciales, planes especiales, estudios de detalle) tanto si fueron recurridos como si no.

E¿Cabría pedir indemnizaciones y responsabilidades? La anulación de un PXOM no determina necesariamente y de modo automático la exigencia de indemnizaciones o responsabilidades patrimoniales, pero si los que se consideren afectados por dicha anulación prueban el daño efectivo, por ejemplo, licencias anuladas como consecuencia de la anulación del plan o gastos efectuados por promotores de actuaciones o urbanizaciones que no puedan desarrollarse, se podrían pedir ¿Quién pagaría? Aunque la Xunta aprobó de forma definitiva el plan, la aprobación inicial y provisional fueron acuerdos municipales, y la jurisprudencia aplica la responsabilidad solidaria y al 50%.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine