SADA

Portela elude comprometerse a un acuerdo sobre la sentencia, según los trabajadores

El sindicato mayoritario insiste en su predisposición de negociar la solución y afea al Gobierno municipal que pidiera aclarar el fallo sin diálogo previo con los afectados

01.06.2016 | 00:55
El alcalde de Sada, Benito Portela, durante un pleno municipal.

La primera reunión de Concello y sindicatos sobre la aplicación de la sentencia del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) que anula un concurso de 2006 y deja en el aire 60 puestos de trabajo finalizó ayer con más recelos que acuerdos. El sindicato mayoritario, CSIF, apunta que el alcalde, Benito Portela, evitó comprometerse a consensuar la solución sobre cómo poner en práctica el fallo. El Gobierno local rechazó hacer declaraciones y aseguró que la reunión se centró en explicar por qué pidió aclarar la sentencia, que anuló unas bases por la "desproporcionada" puntuación a la experiencia en Sada.

El regidor sí "se comprometió a negociar, pero no a llegar a un acuerdo" para aplicar la sentencia y aseguró que "no hay obligación" de pactar una solución, afirmó el presidente del sector de Administración Local del sindicato mayoritario, Alfonso Espiñeira. El sindicalista acudió ayer al encuentro junto al asesor jurídico del sindicato y a representantes de las otras dos centrales sindicales que representan a la plantilla del Concello sadense, CCOO y UGT. De la cita se ausentaron los trabajadores ya que "se encuentran afectados", explicó.

Las palabras del regidor han avivado la desconfianza en los representantes de los trabajadores. "Ahora [tras pedir el Ejecutivo la aclaración de la sentencia] se ha abierto la caja de pandora y todos estamos un poco alerta", admitió el sindicalista. Espiñeira insiste en la disposición de los trabajadores a negociar para llegar a un acuerdo, tanto con el Gobierno local como con el recurrente que pidió aclarar la sentencia que daba carpetazo al recurso contra la oferta de empleo público (OPE), lo que derivó en la anulación de parte de la convocatoria, el exedil Benedicto Álvarez.

Espiñeira afea al Gobierno local que pidiera aclaración de sentencia sin hablar con los trabajadores y admite que todavía no han decidido si presentarán un recurso de casación. Insiste en que reconoce que la convocatoria no estuvo bien hecha y apuesta por acordar qué baremos se fijan para las puntuaciones de la convocatoria y qué solución se da a los trabajadores. Asegura que, según transmitió el alcalde, la propuesta del secretario municipal para los cinco trabajadores que según la sentencia deberían haberse incluido como funcionarios coincide con la suya: adscribirlos de modo provisional como laborales fijos a plazas de funcionarios.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine