CAMBRE

A Barcala, un sitio canino

El Ayuntamiento ubicará un parque especial para perros en una zona verde situada frente a las oficinas municipales de Cultura para atender a las demandas vecinales

06.06.2016 | 12:24
Zona verde que el Ayuntamiento convertirá en un parque para perros, en A Barcala.

La urbanización de A Barcala será pronto una zona más confortable para los perros. El Ayuntamiento ha decidido atender las peticiones vecinales que recibe, asegura, desde hace años y acondicionar un parque reservado a canes en la zona. En concreto, la nueva área canina se ubicará frente a las oficinas del departamento de Cultura de Cambre, próximas al río Mero. El Gobierno local prevé delimitar el espacio canino con vallas y dotarlo de papeleras para facilitar a los vecinos su obligación de recoger las deposiciones de sus perros que, recuerda el Ejecutivo, deberán cumplir también en el parque canino

Los perros tendrán su lugar de esparcimiento en A Barcala. El Gobierno local de Cambre ha decidido atender las peticiones de los vecinos y reservar parte de una zona verde para que los perros puedan jugar y caminar sin collar en un rincón de la urbanización.

El área canina que el Ejecutivo cambrés reservará a los canes se ubicará en una zona verde situada frente a las oficinas del departamento municipal de Cultura, en el número 8 de la calle río Barcés. Los animales dispondrán, con este proyecto, de un espacio verde donde correr sueltos en la parte de la urbanización más pegada al río Mero y a la vía del tren más alejada de la carretera que enlaza Cambre con O Temple.

El Ayuntamiento instalará vallas perimetrales alrededor de la zona canina y una señal que indique que se trata de una zona especial para perros. El Gobierno local aclara que en la zona delimitada podrán permanecer sueltos los perros a excepción de los peligrosos. Insiste también en que los dueños deberán recoger los excrementos de sus animales de compañía igual que deben hacerlo en el resto de espacios de la vía pública. El parque para perros contará, de hecho, con papeleras específicas para facilitar a los propietarios de los canes que cumplan con su obligación de depositar las defecaciones recogidas de sus mascotas.

El Ejecutivo cambrés ha solicitado presupuestos para los trabajos de acondicionamiento y vallado del área que reservará a perros. Calcula que la transformación del espacio verde en zona canina supondrá un coste de entre 4.000 o 5.000 euros.

La creación de un área para perros parte, según el Ejecutivo, de una antigua demanda de numerosos vecinos de A Barcala. Asegura haber recibido peticiones tanto en el Ayuntamiento como a través de las redes sociales de numerosos vecinos de la urbanización que reclamaban un espacio en el que sus animales pudiesen caminar y jugar sin ataduras.

Los vecinos con animales explicaron en sus demandas al Ayuntamiento que desplazarse al área canina más cercana, habilitada en O Temple, situada detrás del colegio Portofaro, les supone un recorrido importante, sobre todo en los días que hace mal tiempo, por lo que pidieron contar con un parque para canes en su urbanización.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Javier de Toro, jefe del servicio de reumatología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, responderá a preguntas de los lectores este jueves a las 11.30

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine