BERGONDO

Bergondo cambia su norma para acatar una sentencia y corregir un camino en Gandarío

Tramita una modificación de su planeamiento para cambiar el trazado de un vial y adaptarlo a las licencias que otorgó en su día para el cierre de las fincas colindantes

17.06.2016 | 12:43
Dentro del círculo, en blanco, terrenos que pasan a cesión de vial y en negro, el que pasa a parcela privada.

El Ayuntamiento de Bergondo tramita una modificación puntual de sus normas subsidiarias de planeamiento con el fin de acatar una sentencia de 2015 que declaró "contraria a derecho la inactividad" de esta Administración al no regularizar la situación de un camino público situado en Gandarío, cuyo trazado no se ajusta a las alineaciones que marca la normativa municipal.

El origen de que el Concello se vea obligado a cambiar las alineaciones en este camino público (el primero a la derecha tras acceder por la carretera que baja a la playa de Gandarío desde la rotonda, justo detrás del albergue) se encuentra en la solicitud de un vecino de la zona de una licencia al Ayuntamiento para segregar parte de su parcela, que es suelo de núcleo rural.

El Concello le negó el permiso por un informe desfavorable del arquitecto municipal en el que se indicaba que no se podía autorizar hasta que se adaptase el camino a las alineaciones que figuraban en la normativa urbanística. El propietario entonces presentó un requerimiento al Concello para que tramitase esa corrección, pero la Administración no le contestó por lo que presentó un recurso contencioso contra esta silencio administrativo.

El juzgado, en una sentencia emitida en 2013, desestimó su recurso pero el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) en enero de 2015 revocó el fallo y estimó en parte lo que planteaba el afectado. Éste pedía al Concello que recuperase las partes del camino público que fueron ocupadas por los cierres de vecinos colindantes y que se adaptase este vial a la alineación que marcan los planos de las normas subsidiarias.

En esta sentencia se condenaba al Concello a "llevar a cabo las acciones necesarias para adaptar el cierre de las fincas litigiosas a lo dispuesto en las normas subsidiarias de planeamiento a fin de poder resolverse la solicitud de segregación de parcela" del recurrente.

Aunque en el fallo se dice que hay que adaptar el cierre al planeamiento, en los fundamentos de derecho el tribunal rechaza la petición del vecino de adaptar el cierre a las alineaciones. El Concello, tras analizar la sentencia, interpretó que debe modificar la normativa "para adaptar el trazado del vial a la realidad preexistente". La modificación implica que 14 metros cuadrados de terreno que ahora es vial pasen a ser parcela privada y otros 163 metros cuadrados de franjas de fincas colindantes con el camino, que ahora son terreno privado, pasen a figurar como "cesión de vial".

El cambio supone modificar "ligeramente" el actual trazado del camino para "suavizarlo" y adaptarlo a las licencias que en su día le otorgó el Concello a los colindantes para cerrar sus fincas. Consolida la anchura de 8 metros de este camino.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine