OLEIROS

Niños de tres años ruedan una película

18.06.2016 | 13:03
Alumnos, profesores y padres del Parga Pondal, ayer antes del inicio de la proyección de la película en el centro.

A las cuatro de la tarde se abrió la puerta del cine y los espectadores, después de pagar un euro por la entrada, entraron con sus palomitas para ver el estreno de la película Galicia é Cor. Tras aparecer un niño disfrazado del león de la Metro Goldwyn Mayer, el filme mostró distintas historias en las que quedaba clarísimo que actores y todo el equipo se lo pasaron de maravilla durante el rodaje. El éxito del estreno fue atronador. Padres y otros familiares, profesores y amigos aplaudieron a rabiar el impresionante trabajo realizado por las dos aulas de Infantil del colegio Isidro Parga Pondal de Santa Cruz, cincuenta niños de tres años.

Esta película de poco más de seis minutos de duración es el fruto de un trabajo iniciado el pasado mes de enero dentro del proyecto Colorín Coloreando y gracias a la iniciativa de una profesora, Alicia Tojeiro, firme defensora del fomento de todo tipo de capacidades del niño, del trabajo en equipo y la participación activa de las familias incluso en la propia aula.

"No queremos una escuela tradicional, sino una que fomente inteligencias múltiples, en la que la colaboración de los padres es fundamental, no queremos una escuela cerrada y aislada de la realidad. Con este proyecto hemos podido trabajar muchos valores con los niños, como el trabajo en equipo, la colaboración en familia", explica Alicia Tojeiro, quien destaca también la labor su compañera, la otra profesora de Infantil Raquel Sánchez, en llevar a cabo este proyecto que además tiene una faceta solidaria: el dinero recaudado del coste de las entradas se donará para ayudar a los afectados del reciente terremoto de Ecuador, a través de la cuenta que tiene abierta el Concello.

Parte de los pequeños hizo de actor y actrices mientras que otros se encargaron del maquillaje y el vestuario, otros del sonido... "Participaron en todos los roles de una película. Con apoyo claro. Por ejemplo, al rodar con la cámara estaban los padres con ellos ayudando a aguantarla", señala Tojeiro. Al final de la película también aparecen los títulos de crédito con los nombres de todos los que trabajaron en este proyecto, igual que una película de verdad. Tampoco faltó la banda sonora. Los pequeños incluso realizaron talleres de palomiteros para la tarde del estreno, ayer en el colegio.

En la realización de este trabajo audiovisual los profesores y los niños contaron con la ayuda fundamental del actor Fernando Morán, habitual en series de la TVG como As Leis de Celavella o Matalobos y en películas como La playa de los ahogados. Morán, además de vecino de Oleiros, es el abuelo de uno de los niños que ha participado en la grabación de la película.

Morán les descubrió la magia del croma, una pantalla verde que se usa en el mundo audiovisual y que se puede convertir en cualquier escenario. Así, rodando en el patio del colegio con un iPad, el croma se convirtió en el castillo de Santa Cruz o en una playa. "Los niños me preguntaban cómo había hecho para meterlos dentro de la pantalla", comentó Morán, que se encargó de la cámara y del montaje. "Esto es lo que tiene que ser la escuela", agregó.

Los pequeños tuvieron clases aceleradas de cinematografía e incluso fueron a ver una película a unos multicines de A Coruña para aprender y tomar notas. "Muchos era la primera vez que iban", señaló Alicia.

Capitanes de barco, príncipes y princesas, Caperucita y el lobo, el baile tradicional gallego, son algunas de las piezas grabadas en esta película. "El tema central es el color, que asociamos a la naturaleza, así se fomenta el respeto al medio ambiente. Además al grabarlo en gallego, también fomentamos el uso de esta lengua", añadió la profesora.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine