OLEIROS

El joven que atropelló a un guardia civil en 2013 arrolla a un policía local

El agente le dio el alto tras verle conducir su moto de forma temeraria pero éste no se paró y al esquivarlo se cayó al suelo

21.06.2016 | 12:23

Con 19 años arrolló con su moto a un guardia civil en un control en Lorbé en 2013 y le rompió la tibia y el peroné. El pasado domingo, cumplidos los 23 y pilotando una motocicleta de gran cilindrada, provocó la caída y lesión de un agente de la Policía Local de Oleiros en Perillo.

Este joven, vecino de Perillo, fue arrestado ahora por el Instituto Armado acusado de un delito contra la seguridad del tráfico con resultado de lesiones.

Los hechos que se le imputan ocurrieron el pasado domingo por la tarde, cuando el joven conducía de forma temeraria, a gran velocidad y en algunas incluso en sentido contrario, por la avenida Rosalía de Castro, la vía que sale de Perillo en dirección a Sada.

Esta forma de conducción alertó y alarmó a los vecinos de la zona y también llamó la atención de un agente de la Policía Local que estaba por el lugar, conduciendo también una motocicleta.

El policía le dio el alto pero este vecino de Perillo lo ignoró y provocó la caída del agente al suelo al realizar éste una maniobra evasiva para esquivarlo y no resultar arrollado. A causa de la caída el agente sufrió lesiones. Pudo anotar la matrícula por lo que poco después ya localizaron la dirección del propietario y acudió una patrulla a su domicilio.

En ese momento el conductor de la motocicleta no estaba en la vivienda, aunque sí su moto que estaba en el garaje. Los agentes hablaron con un familiar, al que informaron de que si no se presentaba en las dependencias de la policía de Oleiros acudirían a buscarlo de nuevo, bajo la acusación de un delito contra la seguridad del tráfico con resultado de lesiones a un agente.

El motorista sí se presentó en las dependencias policiales horas después, poco después de las diez de la noche. En ese momento ya fue detenido y tanto él como las diligencias ya se trasladaron al cuartel de la Guardia Civil de Oleiros.

Una vez que fue detenido los agentes comprobaron que era reincidente. Concretamente, fue el joven que en julio de 2013 fue arrestado por haber atropellado con su motocicleta a un guardia civil que realizaba un control de seguridad ciudadana en Lorbé. El agente le dio el alto pero el joven no se detuvo y se lo llevó por delante, causándole la rotura de la tibia y del peroné.

En aquella ocasión hasta tres cuerpos de seguridad colaboraron para tratar de localizar al joven porque se dio a la fuga después de atropellar al agente. Tras tres días de pesquisas por parte de las Guardia Civil de Oleiros, la Policía Judicial y el Grupo de Investigación de Accidentes de la Agrupación de Tráfico lograron identificarlo y localizarlo.

Entonces ya ingresó en prisión y se le imputaron los delitos de atentado a un agente de la autoridad, lesiones, omisión del deber de socorro y conducción temeraria. El Juzgado de Guardia también le decretó el decomiso de la moto y la retirada del permiso de conducir.

La Policía Local de Oleiros también colaboró el pasado domingo con la Guardia Civil en la detención de un hombre acusado de agredir a su mujer. Los hechos ocurrieron junto a la antigua nave de Iveco en O Carballo. Al parecer la pareja, residente en el País Vasco, inició una discusión en el camión en el que viajaban, que terminó en agresión. La mujer fue trasladada a un establecimiento hostelero del municipio con el que el Concello tiene convenio para estos casos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine