Oza-Cesuras se pone flamenca

La X edición del Rocío reúne en el municipio a romeros llegados de distintos puntos de Galicia para emular la fiesta típica de Almonte

27.06.2016 | 00:55
Participantes en el Rocío de Oza-Cesuras, ayer, durante la celebración de la misa rociera.

Oza-Cesuras volvió a convertirse ayer en la Meca del espíritu rociero en Galicia. La X edición del Rocío en el municipio reunió a cientos de romeros llegados de distintos puntos de la comunidad, entre los que destacaron los socios de la Casa de Andalucía en A Coruña, organizadora de la celebración en colaboración con el Ayuntamiento.

Volantes, lunares y peinetas en niños y mayores conquistaron el verde del municipio en la emulación coruñesa de la emblemática fiesta de Almonte. Como en la romería original, los rocieros afincados en Galicia combinaron las muestras de devoción religiosa, con rezos y procesión, con una parte más festiva.

La jornada comenzó a las 10.30 horas en O Castiñeiro, punto en el que los romeros rezaron el Rosario y del que partieron en peregrinación hacia As Capillas, con una parada en O Cal para rezar el Ángelus y tomar un aperitivo.

En As Capillas, los romeros celebraron alrededor de las 14.00 horas la misa rociera. A continuación, celebraron la tradicional comida campestre en el entorno. Después disfrutar de una tarde de romería al sol, los romeros celebraron, sobre las 20.00 horas, la procesión en honor a la Virgen del Rocío. El oficio religioso marcará el final de la jornada. A las 21.00 horas, los autobuses que habían llevado a los romeros hasta Oza-Cesuras desde otros puntos comenzaron sus viajes de regreso.

La celebración logró un año más colmar las ganas de Rocío de los que se encuentran muy lejos como para peregrinar a Almonte y evocar, salvando las distancias, el espíritu de la celebración onubense. Entre los asistentes se colaron algunos vecinos que prefirieron acudir de paisano sin aventurarse a combinaciones folclóricas quizá inusitadas para ellos, pero la mayoría se animó a buscar el look rociero. Con más o menos minuciosidad, la mayor parte de los participantes coincidieron en mimetizarse con el entorno, ellas a través de vestidos de lunares o estampados y volantes, en diversos colores, y ellos, con camisas, pañuelos al cuello y sombreros para protegerse, este año sí, del sol.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine