A CORUÑA

El Consorcio calcula que tratar la basura costará 138.000 euros más al año sin Arteixo

El secretario comarcal estima en 1,1 millones los derechos del concello arteixán y prevé obligaciones como el lucro cesante en la recogida de residuos sin concretar la deuda

24.07.2016 | 20:26
Vista de las instalaciones de la planta de Nostián, donde trata la basura el Consorcio.

El Consorcio As Mariñas calcula que el abandono del Concello de Arteixo supondrá un incremento de 138.000 euros anuales en coste del tratamiento de la basura. El secretario comarcal explica en un informe sobre el "impacto económico de la separación del Concello de Arteixo", fechado el pasado mes de abril, que la rebaja del volumen de residuos que el ente supramunicipal enviará a la planta de Nostián tras la salida de Arteixo supondrá un incremento en el precio por tonelada del servicio. El funcionario advierte además de que la marcha del Ayuntamiento arteixán acarreará costes como posibles indemnizaciones a personal o el lucro cesante de la empresa que explota la planta, Albada, gastos que, avisa, repercutirá a Arteixo, aunque no los concreta por ahora. En cuanto a los beneficios, cifra en 1,1 millones de euros los derechos del concello arteixán sobre los bienes comarcales.

La salida de Arteixo redundaría en un aumento del coste de tratar la basura debido a que Albada aplica una "tabla de precios inversos al número de toneladas". El secretario estima en una media de 13.706 toneladas anuales el volumen de residuos que envía Areixo a tratar, del total de 73.542 toneladas que mandó el Consorcio en 2015. La supresión de esta cantidad de residuos supondría bajar "como mínimo un tramo y pudiendo llegar a dos" en la tabla de precios, con una caída de los envíos del Consorcio a una media anual de 56.000 toneladas, según el informe del secretario.

En cuanto a las repercusiones en el servicio de recogida y transporte de residuos, se traducirían "en el daño emergente que se produzca, las indemnizaciones al personal si es el caso, la cuantificación de las amortizaciones pendientes, los gastos generales no repercutidos y los ingresos de selectiva no percibidos por la concesionaria como consecuencia de la minoración de os residuos, sin perjuicio de la efectiva tramitación del oportuno expediente", detalla el informe. Añade que también hay que tener en cuenta el "lucro cesante en lo referente al beneficio industrial no percibido" ya que el contrato de transporte de basura finaliza en octubre de 2015. "El Consorcio defenderá los intereses del concello de Arteixo frente a la concesionaria, aunque repercutirá los intereses del concello de Arteixo frente a la concesionaria, aunque repercutirá el mayor gasto que se produzca por los conceptos antes indicados al concello saliente", advierte el secretario. Indica que, por tanto, "cabe esperar que la prestación del servicio en el futuro se realizaría en las mismas condiciones para los concellos consorciados".

El secretario apunta que "al desconocer el destino del futuro tratamiento de los residuos del concello de Arteixo no es posible determinar si se podrían asumir dichos residuos por la planta de Albada al coste actual planteado para el Consorcio, con el mantenimiento del tramo y por tanto sin agravante económico por disminución de toneladas". El informe señala también que de los procesos judiciales abiertos con Albada podría derivar en el pago de cantidades mayores a las abonadas sobre servicios ya prestados, costes que "tendrían que repercutirse a los concellos que formaban parte del Consorcio en el momento de prestarse los servicios, incluyendo la revisión de precios en litigio".

En el informe, el secretario avala la propuesta del presidente del Consorcio, José Antonio Santiso, de que Arteixo reciba y abone sus derechos y obligaciones económicas con el Consorcio sin necesidad de que el ente comarcal se disuelva. Santiso apuesta por transformarlo en mancomunidad para poder dar continuidad a los contratos en vigor. El habilitado nacional detalla que los estatutos del Consorcio exigen para la separación voluntaria de una entidad integrante, el "aviso previo de un año dirigido al presidente" y "estar al día en el cumplimiento de las obligaciones y compromisos anteriores respecto del Consorcio y garantizar el cumplimiento y liquidación de aquellas y estos". Apunta que la normativa comarcal señala también que "la separación no podrá comportar perturbación, prejuicio o riesgo evidente para la realización de cualquier de los servicios o actividades". La ley de régimen local que entró en vigor en 2014 dicta que "el ejercicio de la voluntaria separación produce la disolución del Consorcio, salvo que el resto de sus miembros, de conformidad con lo previsto en sus estatutos, acuerden su continuidad". El secretario contradice por tanto al Concello de Arteixo y su secretaria, que ven "ineludible" liquidar el Consorcio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine