BETANZOS

"Los profesores tenemos que dejar egos y prejuicios a la puerta del aula"

El ilustrador y docente betanceiro reflexiona con ironía sobre un sistema educativo "que se parece demasiado al de hace 50 años"

31.07.2016 | 18:35
Xosé Tomás muestra su nueva obra en la Libraría Biblos.

Que una cría de elefante se afane en trepar por las ramas de un árbol en un doloroso intento de mimetizarse con los chimpancés sirve a Xosé Tomás para ilustrar el sufrimiento que experimentan muchos niños al intentar adaptarse a un sistema educativo que acoge aún con recelo la diversidad.

Este pequeño paquidermo obligado absurdamente a andarse por las ramas como un chimpancé protagoniza una de las viñetas de Manual de Escola, el libro en el que este ilustrador betanceiro invita a reflexionar sobre la educación. Xosé Tomás recopila en esta obra de humor gráfico prologada por Francesco Tonucci y Xaquín Marín los "momentos álgidos" de su actividad docente y también los episodios "más dolorosos" propiciados por un sistema educativo que, en su opinión, "se parece demasiado al de hace cincuenta años".

"Es una crítica al sistema, tenemos una escuela obsoleta. El título del libro es irónico, porque no puede haber un manual de escuela", reflexiona este profesor, que alerta sobre el riesgo de pretender uniformar a los alumnos. "Es muy doloroso ver a un niño hacer un esfuerzo sobrehumano por adaptarse a algo. Lo normal es que el sistema educativo se adapte a su condición y no al revés", incide.

Xosé Tomás almacena en su memoria cientos de anécdotas de la escuela. Y no se le caen los anillos al reconocer que ha aprendido, y mucho, de sus alumnos. Cita el caso de uno especialmente revoltoso que una vez le espetó que "lo fácil es dar clase a los que no dan problemas". Este betanceiro, alumno del Vales Villamarín y profesor actualmente en O Rosal, alerta del daño que provocan en los niños las "etiquetas" y defiende con humor en sus viñetas una escuela inclusiva en la que los profesores "dejen los egos y prejuicios a la puerta del aula". "Creo que la escuela está centrada en el profesor y no en el alumno", reflexiona este maestro, que tiene claro que "no hay niños tontos" y que las dos mejores armas del docente son la empatía e imaginación.

No cree en las fórmulas mágicas, pero sí en modelos que han dado buenos resultados, como el aprendizaje en grupo en base a proyectos interdisciplinares y una escuela en la que participe activamente toda la comunidad educativa.

Sus viñetas suscitan más de un interrogante. Como el que formula con ironía en el transcurso de la entrevista. "¿Si el ser humano aprende mejor en grupo. ¿por qué colocamos a los niños en filas?".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine