A CORUÑA

La eterna "dedocracia" provincial

El PP acusa al Gobierno de la Diputación de repartir de forma "sectaria" las ayudas y a Formoso de ser un "rehén de la vicepresidenta", del BNG

11.08.2016 | 00:47
Valentín González.

Nuevo gobierno, mismos reproches. El PP provincial hizo ayer balance del primer año del bipartito y el reparto de ayudas a dedo centró nuevamente las críticas. El portavoz del PP, Agustín Hernánez, contrapuso las subvenciones nominativas que habían obtenido los concellos gobernados por el PP con las que recibieron el resto de ayuntamientos, especialmente los gobernados por el PSOE.

El popular expuso en rueda de prensa que de las 60 ayudas nominativas aprobadas este año por el Ejecutivo provincial, el 46% recayeron en concellos gobernados por el PSOE y el 18% en los del PP. Para Agustín Hernández este reparto dista mucho de reflejar el peso de cada partido en la provincia. El diputado recalcó que el PP gobierna en el 43% de los concellos y los socialistas en el 30%.

La vinculación del número de ayudas a dedo con el color de los concellos es habitual en los debates de la casa provincial. El PP no es el único que pone en la balanza las ayudas en función del partido que gobierne en los consistorios. Durante su etapa en la oposición, PSOE y BNG también analizaban con lupa los convenios nominativos para denunciar la supuesta discriminación de sus concellos y el trato de favor a los gobernados por los populares. El amiguismo y la discrecionalidad en el reparto de ayudas ha sido siempre arma arrojadiza entre partidos y ha hecho que sospecha del "dedazo" planee desde hace años sobre los distintos gobiernos de la Diputación. El PP pidió ayer nuevamente un plan estratégico de subvenciones, lo mismo que pedían PSOE y BNG en la oposición. El actual gobierno provincial asegura que ha reducido "a la mínima expresión" las ayudas directas, pero de momento recalan en todos los plenos convenios nominativos con idénticos reparos de Intervención.

El calificativo de "dedócratas "no fue el único con el que Agustín Hernández descalificó a sus rivales socialistas y nacionalistas. El popular solo le concede al presidente provincial, Valentín González Formoso, ser una persona de "buen trato". Eso sí, cuando se deja caer por el palacio provincial, apostilla. "El alcalde de los alcaldes solo ejerce de alcalde de As Pontes", criticó. Para el PP, este primer año de gobierno bipartito en la Diputación ha estado caracterizado por la "carencia de proyecto", el "amiguismo" y el "sectarismo".

Agustín Hernández acusó a Valentín González de ser "rehén de la vicepresidenta" (por la nacionalista Goretti Sanmartín) y de "la minoría que representan los cinco diputados del BNG". "Está gestionando muy mal la herencia positiva que dejó el gobierno de Diego Calvo", sentenció.

En opinión de los populares, el Ejecutivo provincial actuó "de forma sectaria" al prescindir de los controvertidos directores de área y funciona en la práctica "como dos gobiernos en los que falta comunicación, predomina la desidia y no existe un proyecto común".

El popular Agustín Hernández estuvo acompañado en la rueda de prensa por los diputados Luis Rubido, Rosa Gallego, Mariel Padín, Andrés García y Gumersindo Galego.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine