ARTEIXO

Caen los iconos de Sabón

21.08.2016 | 09:00

Arteixo se queda sin sus iconos industriales más conocidos. El derribo de la nave de la Schweppes ya está en marcha y la chimenea de la central térmica tiene sus días contados. Estas dos estructuras se construyeron en la década de 1970 en el polígono de Sabón y caerán casi al mismo tiempo cuatro décadas después.

El derribo de la nave que acogió la fábrica de la Schweppes empezó a principios de este mes en la zona más próxima al cruce de la avenida de la Diputación con la del Embalse. Las excavadoras ya han convertido buena parte de la estructura en escombros. La embotelladora se instaló en el polígono de Sabón en el año 1974 y llegó a tener 150 trabajadores.

Ahora el destino de la parcela que ocupó será bien distinto, ya que está previsto que allí haya actividad comercial. Schweppes cerró su planta de Arteixo en 2009 para trasladar la producción a Toledo. El terreno lo compró la sociedad Inverurbe Costamar, que se ha rebautizado como Starcoproperty (en la que el accionista mayoritario es Manuel Jove y también participan José Collazo y Modesto Rodríguez) y que promueve la construcción de un hotel y oficinas.

La chimenea de la central de Sabón desaparecerá del horizonte de Arteixo el próximo año, según indica la propietaria de la planta, Gas Natural Fenosa. Esta estructura que mide 200 metros de altura empezó a funcionar en abril de 1975. Parte de la central ya estaba en marcha desde abril de 1972. Esta estructura que se erige junto a la playa de Alba-Sabón se ha convertido en un icono del Arteixo industrial tras cuatro décadas en el polígono de Sabón.

Esta chimenea formaba parte del complejo que empleaba fuel para funcionar. La empresa dejó de usarlo y optó por un sistema de gas natural. La empresa eléctrica propietaria de la planta prevé que la chimenea haya desaparecido por completo en un año. Para derribarla se emplearán robots y martillos neumáticos en su parte más alta. Cuando solo queden 80 metros de altura los operarios empezarán a cortar la chimenea en rodajas hasta llegar a los 30 metros. Ahí se procederá a un derribo a ras de suelo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine