BETANZOS

Parcelas públicas hechas un basurero

Dos terrenos municipales de Betanzos y Bergondo se convierten en vertederos n Los concellos aseguran que van a limpiarlos en breve y la oposición critica el "nefasto" ejemplo

21.08.2016 | 02:25

Desperdicios de obras y desbroce, electrodomésticos rotos, neumáticos , trozos de jardineras, farolas oxidadas, canchas y porterías deshechas, un ancla de enormes dimensiones y hasta un coche desguazado. Son algunos de los desperdicios que se acumulan desde hace meses en una parcela municipal de Betanzos anexa al centro de formación, en Bellavista. Ningún cartel indica la presencia de un punto limpio o de un almacén municipal de materiales en desuso, pero este vertedero al aire libre es más que visible desde la entrada del recinto, acotado solo por una pequeña valla.

El estado de "abandono" e "insalubridad" de esta parcela ha sido denunciada en varias ocasiones por la oposición, que acusa al Gobierno local de "dar un ejemplo nefasto" al consentir que se acumulen todo tipo de residuos, aparentemente sin control. PP y BNG reclamaron más de una vez en pleno que se adecentase el lugar y cuestionaron el grado de credibilidad del Ejecutivo a la hora de reclamar a los vecinos que respeten el medio ambiente y depositen los residuos en los lugares habilitados. "No es de recibo que alardee de las actuaciones llevadas a cabo en materia medioambiental y al mismo tiempo incumpla la legislación en las parcelas de titularidad municipal", criticaba ayer nuevamente el popular José Ángel Rodríguez.

A consulta de este medio, el Ejecutivo de Betanzos avanzaba ayer su intención de limpiar en breve esta parcela, pero defendía también la necesidad de disponer de un lugar en el que depositar temporalmente los materiales inorgánicos, restos de obras o el mobiliario urbano en desuso que, "o bien se retira o se envía a un gestor de residuos".

La explicación del Gobierno local no convence a la oposición, que si bien entiende la necesidad de disponer de un almacén de mobiliario en desuso, no cree que sea apropiado depositarlos en una finca al aire libre y dejar que los materiales permanezcan meses a la intemperie con el consiguiente deterioro.

La polémica sobre la acumulación de desperdicios en parcelas municipales no solo salpica a Betanzos. El Concello de Bergondo también ha recibido críticas de vecinos y oposición por el estado de una finca del polígono en la que se acumulan todo tipo de desperdicios. Un cartel a la entrada de la parcela casi ilegible indica que se trata de un aparcamiento, pero gran parte de la superficie está ocupada actualmente por residuos. El Ejecutivo municipal admitía el pasado marzo que había dado permiso al Consorcio As Mariñas para acumular provisionalmente en esta zona los contenedores inservibles y achacaba a los incívicos la presencia de los demás residuos, desde material de obra a electrodomésticos y restos de desbroce.

El Gobierno municipal anunció hace cuatro meses la aprobación de una partida para limpiar y cerrar la zona, pero las obras todavía no se han acometido y en lugar sigue plagado de contenedores y escombros. A consulta de este diario, un portavoz municipal sostuvo ayer que los trabajos ya estaban en proceso de contratación.

El uso futuro de esta parcela todavía está en el aire. El Gobierno local rechazó en 2010 moción en la que BNG y PP solicitaban la construcción de un campo de fútbol en esta finca del polígono industrial. El Ejecutivo atribuyó su voto en contra apelando a las escasas dimensiones del ámbito.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine