Voluntarios de Corea, Rusia o Japón ayudan a regenerar el monte de A Espenuca

El equipo, formado por 16 personas, visitó ayer la zona - Los participantes en este campo de trabajo erradicarán especies invasoras

22.08.2016 | 01:51
Voluntarios en labores de erradicación de eucaliptos en la zona.

Dieciséis jóvenes de entre 18 y 30 años participarán hasta el próximo 31 de agosto en un campo de trabajo para regenerar el monte de A Espenuca. La mitad de los voluntarios son españoles -solo uno de ellos gallego- y los otros proceden de países como Corea, Japón, Rusia, Francia, Alemania o República Checa.

El equipo conoció ayer la zona acompañado por los integrantes de la Fundación de Custodia del Territorio Fragas do Mandeo, promotora de una iniciativa que financian el Concello de Coirós y la Dirección Xeral de Xuventude. El grupo tendrá como tarea erradicar las especies invasoras de unos terrenos de titularidad municipal que han sido cedidos a la ONG ecologista durante cincuenta años. Las parcelas que deberán ayudar a regenerar los voluntarios permanecieron durante años en estado de abandono. La degradación de este entorno y el crecimiento incontrolado de los eucaliptos cegó uno de los miradores más emblemáticos de As Mariñas.

La fundación Fragas do Mandeo trabaja en la zona desde hace más de un año. El monte de A Espenuca ha una transformación desde entonces y el mirador ha recuperado ya parte de sus vistas. La entidad ha reforestado una parcela de 16.846 metros cuadrados que durante años estuvo ocupada por un eucaliptal. Los cambios saltan a la vista, pero todavía queda mucho trabajo por hacer.

La tarea de los voluntarios del campo de trabajo se centrará en eliminar eucaliptos y acacias negras cortándolos y secándolos para evitar que rebroten. También tendrán entre sus tareas la erradicación de flora invasora, especialmente crocosmia y tradescantia, que están desplazando la vegetación de la ribera del Mandeo.

El presidente de la fundación, Fragas do Mandeo, Fernando Bandín, invitaba ayer a reflexionar sobre el grado de compromiso con el entorno. "La presencia de voluntarios procedentes de toda España y de países tan alejados como Japón, Corea o Rusia, que vienen a trabajar en favor de nuestros bosques autóctonos, debe hacernos reflexionar si como sociedad estamos comprometiéndonos suficientemente con la conservación de nuestro patrimonio natural", incide.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine