SADA

A Coruña y Sada estudiarán soluciones para evitar inundaciones en el río Maior

Emalcsa y la Universidad colaborarán con el Ayuntamiento para determinar cuál es la mejor alternativa para canalizar el cauce fluvial tras diversos análisis

09.09.2016 | 01:26
El alcalde de A Coruña y el de Sada durante la firma del convenio.

La Empresa Municipal de Aguas de A Coruña (Emalcsa) y la Universidad colaborarán con el Concello de Sada para estudiar diferentes soluciones que eviten que se repitan nuevas inundaciones en el río Maior como la que ocurrió en la pasada primavera, cuando varias calles del centro quedaron totalmente anegadas debido a las fuertes lluvias que se registraron y que provocaron el desbordamiento del río.

El alcalde de A Coruña, Xulio Ferreiro, y el de Sada, Benito Portela, firmaron ayer en María Pita el convenio que permitirá a la empresa de aguas prestar soporte técnico a Sada. Portela explicó que desde mayo se recogen datos para estudiar una posible canalización para el cauce fluvial.

También destacó que el acuerdo permitirá que Emalcsa y el Grupo de Ingeniería del Agua y del Medio Ambiente (Geama) analizarán los datos de la zona de As Brañas para determinar cuál es la mejor alternativa para evitar futuras inundaciones. "Habrá prospecciones, estudios geotécnicos y topográficos. Les facilitaremos todos los datos para que acierten con la solución", indicó el regidor sadense.

Una vez se hayan reunido todos los datos Emalcsa y la Universidad tendrán un mes para definir la actuación a realizar en la zona. Benito Portela señaló que lo que se busca es la "minimización del riesgo" con esta canalización. Por su parte el alcalde coruñés, Xulio Ferreiro, aseguró que Emalcsa dará "soporte técnico" al Concello de Sada para "la salida del río Maior".

El alcalde de Sada indicó que Emalcsa, la Universidad y el Concello trabajarán con datos del río y de las precipitaciones registrados del 30 de marzo. "Van a calcular la superficie necesaria para evacuar ese agua", afirmó el regidor de Sada.

El objetivo de este estudio es determinar una solución que evite que se repitan las inundaciones que afectaron a Sada el pasado 30 de marzo. Las calles de As Brañas y A Lagoa amanecieron ese día cubiertas de agua. El 112 cifró en doscientas las personas que tuvieron que abandonar sus casas. El Ministerio del Interior solo concedió ayudas a nueve de las 104 familias que las solicitaron. La cuantía otorgada a los afectados por daños en sus viviendas asciende a 31.151 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Javier de Toro, jefe del servicio de reumatología del Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña, responderá a preguntas de los lectores este jueves a las 11.30

 

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine