OLEIROS

Concello y familias inician conversaciones por el derribo de dos panteones en Dorneda

Las dos partes analizarán alternativas ante la necesidad de traslado de los restos por ser un obstáculo para ejecutar la acera y carril bici que se proyecta en el municipio

02.10.2016 | 12:17
Panteones en esquina en el cementerio de Dorneda, casi sobre la calzada, que es necesario demoler.

El proyecto de ejecución de acera y carril bici entre Perillo y Mera, que acaba de licitarse por un millón de euros y que costea la Diputación, obliga a demoler dos panteones en el cementerio parroquial de Dorneda. Ante esta situación el Gobierno local y las dos familias afectadas ya iniciaron conversaciones para determinar la solución más adecuada a este problema.

La primera toma de contacto tuvo lugar el pasado jueves entre las familias, el párroco y primera teniente de alcalde, María Xosé Varela. Ahora habrá nuevas reuniones para perfilar una alternativa que satisfaga a todas las partes. Una opción sería el traslado de los restos cadavéricos al nuevo cementerio, situado unos metros más arriba.

El viejo ya estaba ahí cuando se amplió la carretera y por eso los nichos quedaron casi encima de la calzada, un lugar que incluso es peligroso para los conductores y que impide además la ejecución de una acera. Esta actuación requiere permisos del Concello, de Sanidade, de la Iglesia y de Patrimonio.

El proyecto del carril bici (que unirá O Burgo en la zona de Beiramar, junto a A Pasaxe, con la localidad de Mera) prevé, tras la demolición de los panteones, la ejecución de un muro de hormigón para proteger y contener esa parte del cementerio, y que tendría unos tres metros de altura y cinco de longitud.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine