OLEIROS

Así está la playa donde aterrizaba Fraga

Canabal es la playa de mayor belleza salvaje de Oleiros a pesar de basura, edificios adefesio, restos de construcciones llenas de pintadas y la invasión de 'plumachos'

02.06.2017 | 13:21
Así está la playa donde aterrizaba Fraga

Una imagen aérea de Canabal deja ver la insultante belleza de esta zona de playa salvaje con agua esmeralda y rocas negras de singulares formas tras ser esculpidas por las olas, en una zona abrigada donde suelen anclar pequeñas embarcaciones de recreo. El entorno es idílico incluso a pesar del absoluto abandono en el que se encuentra.

El entorno suele presentar basura tirada en el inicio del sendero que baja al arenal y al finalizar éste. Aún nadie ha ordenado la limpieza y eliminación de las instalaciones del antiguo camping, totalmente llenas de pintadas y basura, incluso una antigua autocaravana al pie del sendero de bajada. Varios tramos del talud además están totalmente revestidos de la planta invasora denominada plumacho.

Pero el mayor impacto que advierten vecinos y visitantes que acuden a este recogido arenal es una construcción de color verde en forma de T que existe a la derecha de la playa, al final de todo. Es una enorme columna coronada por una pequeña casa, un adefesio al que pintaron en verde para intentar ocultar algo su arquitectura imposible, y que tiene su base en el arenal. Esta construcción fue una galería de tiro, se disparaba al plato en la parte de abajo y con pistola en la parte de arriba. Eran los años ochenta.

Según los vecinos, allí acudía regularmente el expresidente de la Xunta Manuel Fraga, que aterrizaba en helicóptero en medio del actual complejo deportivo de Canabal (etimológicamente es Canaval).

La construcción también fue durante una época una vivienda. "Es legal y se puede vender además", destacan los propietarios del complejo deportivo con las mejores vistas que se puedan pedir.

Por su ubicación al borde del mar Costas les pidió innumerables documentos, pero hacía muchos años que se había construido y se habían recabado todos los permisos, según señalan los propietarios. Por eso Costas solo pudo ordenar la demolición de tres peldaños de escalera de un antiguo acceso de una finca a la playa, en un expediente que abrió hace unos meses, lo único ilegal que encontró.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine