CAMBRE

Multas escolares al mal ejemplo

Alumnos de 3º y 4º de Primaria sancionan a vehículos mal estacionados en el entorno del colegio de O Graxal, dentro del programa de seguridad vial realizado con Stop Accidentes

08.06.2017 | 13:17
Un escolar multa a un coche aparcado en una parada de bus, junto al colegio O Graxal.

Multados por dar mal ejemplo. Así terminaron cerca de una treintena de vehículos, sancionados por escolares del colegio de O Graxal que el lunes salieron a observar infracciones que pueden resultar peligrosas en el entorno de su centro educativo, en una actividad con la que pusieron el broche al diseño y utilización de varias sendas seguras este curso y que se realizó en colaboración con Stop Accidentes.

Coches mal estacionados, como junto a pasos de cebra, en esquinas o paradas de bus que dificultaban la visibilidad de los chicos o complicaban su paso, fueron los casos más frecuentes entre los multados por los escolares, que agotaron el taco de más de 25 "multas" que llevaban, explica la presidenta de Stop Accidentes-Galicia, Jeanne Picard. Unos cincuenta alumnos de 3º y 4º curso de Primaria formaron el grupo que probó a supervisar infracciones de tráfico por un día.

"Los niños estaban encantados. Se sentían importantes. Y les haces ver a ellos lo que significan las dificultades para cruzar... Además, sirve para educar también a los padres", afirma Picard. La presidenta de Stop Accidentes-Galicia asegura que "lo más difícil es cambiar la mentalidad" de los adultos e incide en la importancia de que las instituciones colaboren. En este caso, el Ayuntamiento de Cambre ha puesto de su parte para mejorar las condiciones de seguridad en el camino de los escolares hasta sus centros docentes.

Frente al colegio de O Graxal, el Concello ha impulsado la creación de una plataforma elevada para obligar a los vehículos a que reduzcan la velocidad a su paso por ese tramo. También retiró los contenedores de basura que se encontraban situados junto a los pasos de cebra, ubicación que dificulta la visibilidad de los niños dado que en muchos casos su estatura no supera la de los colectores. "En A Coruña, por ejemplo, el Ayuntamiento retiró los contenedores que estaban pegados a los pasos de peatones y en su lugar pusieron plazas para aparcar motos, que permiten ver mejor a los niños", apunta Picard.

"El Camino Escolar ha servido para mejorar las infraestructuras en el entorno de algunos centros escolares en favor del peatón", celebra la presidenta de la entidad que lucha por combatir los accidentes de tráfico.

La sesión de observación e imposición de multas puso el broche a un trabajo anterior realizado durante el curso para el diseño de rutas seguras de camino al colegio, de las que ya disfrutan los chicos. "Las ranas puestas en el suelo marcan los puntos de encuentro. Estas rutas permiten que los chicos vayan caminando al colegio con seguridad aunque un día sus padres no puedan acompañarlos. Funcionan muy bien", celebra Picard.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine