ARTEIXO

Punto muerto en el peaje de Pastoriza

La protesta que lideró el alcalde de Arteixo no ha logrado suprimir el pago de la AG-55 en el tramo de A Coruña - Acaba el plazo que fijó el presidente de la Xunta para estudiar alternativas

16.06.2017 | 02:59
El alcalde arteixán participa en la marcha que se realizó en 2016 para exigir la supresión del peaje de Pastoriza.

La supresión del peaje de Pastoriza, en la AG-55, todavía es una asignatura pendiente un año después de que el alcalde de Arteixo, Carlos Calvelo, movilizase a los vecinos para reclamar al Ministerio de Fomento que no construyese la prolongación del acceso al puerto de Langosteira (costaría 32 millones de euros, según los cálculos del Gobierno central) y destinase ese dinero a la eliminación de las cabinas de Pastoriza. Desde que se realizó la protesta en julio de 2016 no ha habido ningún avance. Los miles de conductores que utilizan diariamente la autopista para desplazarse entre A Coruña y Arteixo deben abonar los 0,55 euros del peaje.

El regidor arteixán ni siquiera ha logrado reunirse con el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, pese a que a principios de este año solicitó formalmente mantener un encuentro con él. La marcha que encabezó Carlos Calvelo hace un año reclamó a Fomento y a la Xunta que aceptasen constituir una mesa de negociación para analizar la eliminación del peaje. No llegó a crearse. Tampoco se ha cumplido el plazo que marcó el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que en junio de 2016 se dio un año para analizar "posibles alternativas" al trazado previsto para el acceso al puerto exterior. La Xunta es la titular de la autopista AG-55.

El Concello de Arteixo decidió convocar una protesta para reclamar la supresión del peaje de Pastoriza después de que el 7 de junio de 2016 (pocas semanas antes de que se celebrasen las elecciones generales) Fomento abriese el nuevo vial de acceso a Langosteira sin escuchar la petición aprobada en el pleno por todos los grupos de la Corporación local -PP, PSOE, BNG y TeGa -, que exigieron que se abordarse la eliminación del pago entre A Coruña y Arteixo.

El alcalde anunció el 7 de junio que el Concello convocaba una marcha para exigir la supresión del peaje y reclamar celeridad en la construcción del enlace de Meicende. Se realizó el 2 de julio. Acudieron alrededor de 270 vehículos a la protesta, que consistió en un recorrido desde Sabón hasta la entrada de la dársena de Langosteira. Los vecinos y los grupos de la oposición también constituyeron la plataforma por un Arteixo libre de peaje, que recogió cerca de 2.700 firmas para reclamar la eliminación del peaje de la AG-55.

Fomento abrió el nuevo acceso al puerto después de firmar un convenio con la Xunta y la concesionaria de la AG-55, Autoestradas de Galicia. Este acuerdo obliga al departamento estatal a indemnizar a la gestora de la autopista por cada vehículo que usa la autovía de Langosteira, ya que para acceder a este vial se debe circular antes por la autopista AG-55. El departamento estatal abona el peaje a los usuarios del vial del puerto exterior, pero no al resto de conductores de la autopista.

El Concello también convocó la protesta para exigir a Fomento que construyese el enlace de Meicende, que es una infraestructura que permitirá unir la carretera de Pastoriza con la autovía de Langosteira. El Ejecutivo central anunció el trazado en mayo de 2015 y envió el proyecto para someterlo al trámite de evaluación ambiental en marzo de 2017. La construcción de esta infraestructura fue una de las primeras peticiones que realizó el alcalde, Carlos Calvelo, tras lograr la mayoría absoluta en 2011. Ese año solicitó formalmente a Fomento la obra de este enlace. Fue una petición que se aprobó en sesión plenaria.

Una de las condiciones que puso la Xunta (titular de la AG-55) para permitir la obra del enlace de Meicende es que debe existir "un compromiso expreso" del Ministerio o del Concello de Arteixo para indemnizar a la concesionaria de la autopista AG-55 debido al "efecto negativo" que tendrá sobre la recaudación de la empresa , ya que el tráfico del enlace circularía sin pagar por la autopista.

Confrontación por el peaje

La supresión del peaje de Pastoriza también generó una fuerte confrontación en un pleno de la Diputación en junio del año pasado. El PP, incluido el propio alcalde de Arteixo, votó en contra de la "eliminación total" de todos los peajes de la AG-55. Se trataba de una propuesta promovida por el PSOE, BNG, Alternativa dos Veciños, Marea Atlántica, y Compostela Aberta.

El regidor arteixán defendió que la supresión del peaje de Pastoriza es un caso "singular" que podría salir adelante, ya que se trata de que el Ministerio de Fomento no realice una obra y destine esos fondos a la supresión de las cabinas de Pastoriza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine