OLEIROS

El nuevo paseo marítimo entre Santa Ana y Canide estará listo a finales de agosto

El Ejecutivo trabaja en el tramo de la capilla para que esté terminado antes de las fiestas del Carmen de Mera - Eliminó del proyecto una pasarela sobre el acantilado

17.06.2017 | 14:32
Banco-murete de mampostería y granito y suelo de cuarcita, cerca de Santa Ana, en la obra del paseo.

Primero fue el paseo marítimo en todo el frente de la playa de Mera, después creció hacia el norte, hacia el arenal de Espiñeiro (en 2009) y ahora crece hacia el sur, hacia Canide. Los trabajadores de la empresa adjudicataria López Cao están en plena ejecución del nuevo tramo de paseo marítimo que parte de Santa Ana y llega a la altura de Breixo, antes de la urbanización de Canide. Oleiros suma así unos 300 metros más de senda litoral y avanza en el objetivo personal del alcalde: que todo Oleiros esté libre de obstáculos en todo su borde de litoral, que sea de acceso público.

La adjudicataria ahora concentra los trabajos en la zona más cercana a la capilla de Santa Ana ya que el Concello quiere que este tramo esté terminado antes de la celebración de las fiestas del Carmen, el 16 de julio. El paseo entero se prevé que esté concluido para finales de agosto.

Con esta obra el Concello recupera la servidumbre de tránsito en este borde marítimo donde tuvo que acudir a la expropiación para hacerse con los terrenos (algunos propietarios no aceptaron y recurrieron a los tribunales). Había galpones y cierres en la zona de deslinde marítimo.

El Concello ha eliminado del proyecto inicialmente presupuestado y adjudicado a López Cao la construcción de una pasarela de madera de unos diez metros de largo con barandilla, que era aérea, quedaba colgada en el aire sobre el acantilado a la altura de Breixo.

Esta senda peatonal y también ciclista tendrá tramos de diferente tratamiento: en la zona de Santa Ana el acantilado recibirá un tratamiento con geomalla y plantación de especies autóctonas para darle estabilidad y mejor estética. Se hará lo mismo al final de la senda, en la zona de Breixo donde el acantilado hace un quiebro hacia dentro, antes de llegar a la pequeña playa de Canide.

En esta zona también se ejecutará un pavimento de cuarcita sobre cemento con bordillo de granito de 2,5 metros de ancho y junto a la capilla el pavimento será de losas de granito.

Los obreros ya iniciaron la construcción del banco-murete corrido de mampostería y asiento de granito que servirá de protección y para sentarse y ver las espectaculares vistas de la ría coruñesa.

Uno de los trabajos más arduos, que ya se inició, es el muro escollera de grandes bloques de hormigón para afianzar todo un tramo del acantilado.

El Ayuntamiento de Oleiros también repondrá los cierres de varias fincas privadas que antes llegaban hasta el borde del acantilado y no dejaban paso. Serán retranqueados y se reconstruirán en muro de bloque con malla electrosoldada, el modelo habitual en el municipio.

Todo este paseo incluirá iluminación y mobiliario público (papeleras, paneles explicativos). Todo a lo largo del paseo habrá tramos con barandilla de madera o de acero inoxidable.

La ejecución de este tramo de paseo marítimo se realiza con materiales escogidos para que tengan un "mínimo impacto visual y ambiental", según figuraba en el proyecto. La gran mayoría de los trabajos se realizan en la zona de servidumbre de tránsito del borde marítimo-costero.

Esta senda litoral entre Santa Ana y Canide fue incluida en uno de los planes de financiación de la Diputación. El contrato fue licitado por el Ayuntamiento el pasado septiembre y se formalizó en noviembre.

Los trabajos, con nueve meses de plazo de ejecución, fueron adjudicados a la empresa López Cao (una de las que más trabaja en el municipio) por un importe de 310.400 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine