CAMBRE

Rock para los más pequeños

El festival Rock in Cambre ofrece talleres de guitarras de papel maché, batería y obradores de lenguaje musical - Un camión recorre los municipios limítrofes para promocionar los conciertos

13.08.2017 | 08:52
La edil de Cultura de Oleiros, el teniente de Cultura de Cambre y el concejal cambrés de Deportes, con el camión.

La programación del Rock in Cambre, que se celebrará el próximo fin de semana, incluye talleres para que los más pequeños puedan disfrutar de la música a la vez que aprenden sobre ella. Guitarras de papel maché, clases de batería y obradores de lenguaje musical encabezan el cartel, dirigido a niños de entre cinco y catorce años.

Para el jueves, la programación del Rock in Cambre incluye un taller para aprender a tocar la batería, a las cinco y media de la tarde, para niños de entre 8 y 13 años. El Tigre de Papel es un taller coruñés de creatividad y artesanía que participa, por primera vez, en el festival de rock, en el que impartirá un obrador de guitarras de papel maché. Los niños, de entre 5 y 14 años, forrarán una guitarra de cartón piedra con papel maché, la pintarán y la decorarán. Se desarrollará en dos turnos, de quince niños cada uno, durante dos días, el viernes por la tarde y el sábado por la mañana.

Ese mismo día, por la tarde, los pequeños podrán recoger sus guitarras personalizadas para disfrutar de los conciertos del Rock in Cambre. "La finalidad es la de acercar la música a los niños para combatir un poco el mundo digital", explica Jesús Carbajos, uno de los monitores que impartirá el curso, que se llevará a cabo en el local social de la tercera edad de Cambre (Samosteiro).

El sábado, la profesora de la escuela de música de Cambre Lucía Louro dará un taller de lenguaje musical dedicado a niños de entre 5 y 10 años, en un horario de once a doce de la mañana. El salón de plenos acogerá a quince niños y niñas que aprenderán ritmos básicos e incluso tocarán xilófonos, cajas chinas y claves, entre otros. El famoso tema We will rock you de Queen servirá de escenario para los niños, que al final interpretarán los ritmos de la canción con los instrumentos, para aplicar todo lo aprendido. "La combinación juegos-música es perfecta, los niños se adaptan al rock y a lo que se les ponga", explica la profesora. A pesar de lo teórico de la clase, Louro cree que enseñando a los niños a ver la parte divertida "desarrollan su creatividad y son imparables", explica, esperanzada de que a los más pequeños les "pique el gusanillo de la música" y se inscriban en la Escuela para el próximo curso.

Las invitaciones para los talleres ya se pueden recoger en el Museo Arqueológico de Cambre o quince minutos antes del cada sesión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

esquelasfunerarias.es
Enlaces recomendados: Premios Cine