La descarga de bonito en las lonjas gallegas cae un 30% en julio y la facturación, un 16%

Los buques desembarcaron 1.656 toneladas del túnido en los dos primeros meses de costera, un 16% menos que en 2014 - El sector espera mejorar los datos hasta octubre

11.08.2015 | 01:24
Descargas de bonito en un puerto gallego.

Julio y agosto son los meses que concentran el mayor volumen de subastas de la especie

El optimismo que reinaba entre la flota bonitera a comienzos de la costera ha desaparecido. Las capturas realizadas el mes pasado por los barcos que participan en la campaña quedan "lejos" de las cifras alcanzadas en el mismo periodo del año pasado. Las descargas de bonito cayeron un 30% en los puertos gallegos en julio, uno de los meses (junto agosto) donde el volumen de las subastas de este pescado es mayor. Los buques desembarcaron un total de 955 toneladas del túnido el mes pasado, frente a las 1.290 del mismo periodo de 2014. La facturación derivada de la comercialización de bonito del norte en Galicia también descendió, aunque en menor medida, al pasar de los 4.593.144 euros de julio del pasado ejercicio a los 3.800.171 del presente, un 16,2% menos.

El puerto lucense de Burela -que concentra alrededor del 70% de las descargas de bonito en la comunidad- registró una caída aún mayor en las subastas de la especie, del 38,5%, al pasar de las 775 toneladas de julio de 2014 a las 476 del mes pasado, según los datos provisionales de la Plataforma Tecnolóxica da Pesca, dependiente de la Consellería do Mar. El presidente de la Asociación de Armadores de Burela (ABSA), Miguel Neira, indicó que el volumen de capturas de julio fue inferior al de los dos últimos ejercicios. "Está siendo una costera rara. Los armadores han tenido que alargar las mareas porque es difícil encontrar el recurso. Además, el mal tiempo de los últimos días tampoco nos ayuda mucho", explicó el representante de la flota.

Esta caída de las descargas de bonito en julio fue generalizada en todos los puertos de la comunidad. La lonja de A Coruña -la segunda que más cantidad de la especie recibió- registró una bajada del 14,8% en las ventas del túnido, al pasar de las 372 toneladas comercializadas en 2014 a las 317 del presente. Este descenso afectó también a su facturación, que cayó de los 1.322.087 euros de julio del año pasado hasta los 1.222.415 actuales, un 7,5% menos. El centro de primera venta de Celeiro, por su parte, subastó en julio 101 toneladas de bonito frente a las 129 del mismo periodo de 2014, un 21,6% menos. La facturación derivada de estas ventas cayó también, pero de forma más leve, un 5,1%, al pasar de los 398.280 euros de julio del pasado ejercicio a los 377.574 del presente.

En total, las lonjas de Galicia subastaron 1.656 toneladas de bonito en los dos primeros meses de costera, un 16% menos que en el mismo periodo de 2014, cuando comercializaron 1.972 toneladas. La facturación derivada de la venta de este túnido fue un 5% menor en comparación al mismo periodo de 2014 (6.986.977 euros frente a los 6.637.396 del año pasado).

La subida del precio medio de la especie -de los 3,5 euros hasta los 4- provocó que esta caída fuese menor. "Es lo que tiene la oferta y la demanda, pero el incremento no compensa la reducción de las capturas", apuntó Neira, que no pierde la esperanza de que la situación mejore en los próximos meses. "La confianza siempre está ahí. Pero va a ser muy difícil superar o igualar las cifras de 2014 porque fue un año excepcional. Habrá que esperar para ver qué pasa hasta octubre", concluyó el presidente de ABSA.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine