Los accionistas de la coruñesa Lumar avalan su salida del Mercado Alternativo Bursátil

La firma dejará de cotizar en el MAB en las próximas semanas - La empresa, al borde del concurso de acreedores, pasa a denominarse Seafood Global Processor

10.09.2015 | 01:39
Los directivos de Lumar en 2011, durante su debut en el Mercado Alternativo Bursátil.

Los accionistas de la empresa coruñesa de elaboración de productos del mar Lumar Natural Seafood decidieron la semana pasada que la compañía deje de cotizar en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), en el que debutó en julio de 2011. Según confirmó ayer la propia firma, que pasa por dificultades económicas, los asistentes a la junta general celebrada el pasado jueves -que representaban el 73,90% del capital social de la empresa, 1.472.939 acciones- aprobaron por unanimidad dejar de cotizar en la también conocida como Bolsa alternativa, para empresas pequeñas que así pueden acceder a capital.

La firma abandonará de forma oficial el MAB -estaba suspendida de cotización desde mayo por no presentar a tiempo los resultados del pasado ejercicio- en las próximas semanas, una vez haga público el valor estimado de sus acciones a través de un hecho relevante enviado al regulador del mercado alternativo. A partir de ese momento, que según fuentes de la empresa se producirá "lo más pronto posible", los accionistas contarán con un plazo de quince días naturales para decidir qué hacer con sus participaciones, si venderlas o quedarse con ellas.

La junta general de la compañía acordó además modificar el nombre de la sociedad, que pasará a llamarse Seafood Global Processor. El objetivo de este cambio de denominación es no perjudicar la imagen de la empresa luxemburguesa Kimi SARL, con la que la firma coruñesa llegó a un acuerdo a principios de 2013 para el alquiler de sus instalaciones, lo que le permitió ingresar 411.294 euros anuales. Kimi creó posteriormente otras dos empresas (Lumar Seafood International, encargada de comercializar los productos congelados y Lumar Seafood Processing, que corre con los gastos operativos de la compañía).

Los accionistas avalaron también las cuentas anuales de la conservera correspondientes a 2014, que revelan unas pérdidas de más de dos millones de euros. La compañía negocia en la actualidad con los bancos la reestructuración de su deuda. "De momento no sabemos nada. La compañía se ha centrado en solucionar el asunto del MAB y retomará ahora las negociaciones con los bancos", explicaron fuentes de la empresa. La firma tiene un pasivo vencido de 7,8 millones con diferentes entidades financieras, la Seguridad Social y algunos proveedores, aunque la mayor parte del volumen (el 80%) es con los bancos, principalmente Banco Pastor, Abanca y Sabadell. El informe de auditoría que acompaña a las cuentas de la firma correspondientes a 2014 desvela que el total de la deuda (la vencida y la pendiente) asciende a casi 13 millones de euros.

La sociedad tiene además un patrimonio negativo de 6,8 millones, por lo que está inmersa en causa legal de disolución. La compañía reconoce que "en caso de necesidad" utilizará el preconcurso de acreedores para ganar tiempo -en el que negociar con los bancos- antes de presentar la antes conocida como suspensión de pagos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine