Los armadores de volanta dejan la protesta tras la promesa de Mar de lograr más cuotas

La Xunta plantea como soluciones modificar el criterio de reparto de las posibilidades de pesca o intercambiar cupos con otros países para poder capturar más merluza

26.09.2015 | 00:51
Un momento del encuentro de ayer entre representantes de la Xunta y la flota volantera gallega.

Los armadores de volanta que permanecían acampados desde el pasado domingo frente al edificio administrativo de la Xunta en Santiago decidieron ayer abandonar la concentración tras la promesa de la Consellería do Mar de "consultar con Madrid" la posibilidad de conseguir más cuota de merluza para este segmento de buques. "Vamos a darle un voto de confianza y abandonar la protesta. Quintana nos prometió que mediará en Madrid para solucionar el problema", declaró el armador cedeirense Ricardo Villar, que inició la concentración de un grupo de volanteros de Cedeira, Laxe, Corme, Muxía y A Guarda.

Varios representantes del Ejecutivo gallego mantuvieron ayer una reunión con el sector en el que se comprometieron a tratar de resolver la escasez de cuotas que padece esta flota. La conselleira do Mar, Rosa Quintana, apuntó opciones como cambiar el modelo de reparto de las cupos o intercambiar cuotas con otros países para conseguir que las posibilidades de pesca de merluza para esta modalidad en España sean mayores. "Somos conscientes de las dificultades por las que pasa el sector y por eso trabajamos cada año para tratar de incrementar las cuotas que se deciden en Bruselas para todos los estados miembros", declaró Quintana, que apeló además a la búsqueda de mejores vías de comercialización para contrarrestar los cupos "limitados".

El sector -representado por varias asociaciones de volanteros y por la Federación Galega de Confrarías de Pescadores- y la Administración -Quintana, el secretario xeral do Mar, Juan Maneiro, y un asesor de la Consellería- acordaron también crear un grupo de trabajo en las próximas semanas para abordar los problemas de la flota volantera gallega. "Volveremos al mar con la poca cuota que le queda a los barcos hasta que la Xunta nos vuelva a convocar ", explicó Villar.

Reunión positiva

Mientras, el presidente de los pósitos gallegos, Tomás Fajardo, destacó la importancia del encuentro entre ambas partes, que calificó de "muy positivo". "Hemos sido capaces de sentarnos y tratar el problema después de varios días de tensión. Esto es lo que se debería haber hecho desde un principio. Primero las palabras y, si no funcionan, la presión", apuntó el también patrón mayor de Porto do Son. "Es la primera vez en la historia que se juntan todas las diferentes asociaciones que representan a la flota de volanta en Galicia", resaltó la titular de Mar, que destacó que las cuotas de merluza en aguas ibéricas aumentaron un 70% desde 2009.

El fin de la acampada de los volanteros pilló ayer por sorpresa a la Asociación de Armadores de Cerco de Galicia (Acerga), que había convocado para hoy una asamblea abierta en el lugar donde se concentraban los armadores para analizar posibles actuaciones conjuntas, como un posible amarre. "Trasladamos la reunión a Portosín, como hacemos habitualmente", indicó el presidente de Acerga, José Blanco, tras conocer el fin de la protesta.

A los apoyos políticos que recibieron los volanteros en los últimos días se sumó ayer el de las diputadas del BNG Olaia Fernández Davila y Rosana Pérez, que presentaron una pregunta en el Congreso para exigir una explicación al Ministerio de Agricultura por las "raquíticas" cuotas con las que cuenta este sector. "Con sus recortes, el Gobierno condena a muchos marineros a cometer irregularidades para subsistir", lamentaron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine