La conselleira sostiene que algunos barcos del cerco multiplicaron por diez sus ventas

Quintana atribuye "el problema" al reparto que hace la directiva de Acerga, a la que pide "sentido común" y añade que no se pueden cambiar las normas "al final del partido"

17.11.2015 | 01:55
Rosa Quintana.

Si la flota gallega del cerco intensifica sus movilizaciones, la conselleira do Mar endurece su discurso contra la directiva de la Asociación de Armadores de Cerco de Galicia (Acerga). Rosa Quintana responsabilizó ayer a la directiva de la asociación del fin de las cuotas asignadas a sus 120 buques y que gestionan de forma conjunta.

El día después de que más de 2.000 personas secundasen la manifestación convocada por Acerga, Quintana aseguró que los resultados económicos obtenidos por los cerqueros cuyos armadores llevan casi un mes acampados ante la Xunta son mejores este año que en 2012. En algunos casos, hasta multiplican por diez sus ventas. "Veo que algunos barcos de Acerga que facturaron 60.000 euros o 90.000 euros en 2012, hoy están facturando más de 600.000", dijo la responsable de la política pesquera gallega, que a renglón seguido insinuó que el reparto que hace la cúpula de esa asociación no es equilibrada: "El problema puede deberse a un reparto dentro de la propia directiva de esa organización o a cómo hacen las cosas".

Pero Quintana, que con sus palabras indignó a un sector que lleva cuatro meses amarrado y, por tanto, sin cobrar, fue más allá, al demandar "un poco de sentido común" a los representantes de Acerga y advirtió de que las reglas no se pueden cambiar "cuando está a punto de terminar el partido". "Con imposiciones no se llega a ningún sitio. Hay un consenso entre todos los representantes del sector de las comunidades, con unas normas de juego, que hay que respetar", incidió.

Los portavoces de Acerga mostraron su sorpresa e indignación por las palabras de Quintana, pero prefirieron contestar a través de un comunicado que verá la luz, previsiblemente, en las próximas horas. Quintana afeó además que los cerqueros no aceptasen la oferta de canje de las 500 toneladas de xarda que les restan por pescar por 500 toneladas de jurel procedentes de otras flotas, una negativa que Acerga dio porque la Secretaría General de Pesca no se comprometió por escrito a modificar el plan de gestión del Cantábrico Noroeste. El titular de ese organismo, Andrés Hermida, insistió la conselleira, se ofreció sin embargo a sentar a todas las partes implicadas al finalizar el año para analizar el plan. "Los pescadores gallegos en general nunca establecieron diferencias entre unos y otros y están todos dispuestos a sentarse para ver cuál es la mejor gestión de esta pesquería".

La ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, se comprometió ayer a conseguir mejoras en la propuesta de cuotas de la Comisión Europea -con considerables recortes en gallo y rape-, con la presentación de "buenos estudios" que justifiquen que hay "cuestiones socioeconómicas para mejorar la propuesta de la Comisión".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine