Una subida de cuotas

06.12.2015 | 01:59
Una subida de cuotas

Eduardo Carreño Otero, armador del pesquero de Portosín (Porto do Son) Ardorán, en carta fechada el 23 de noviembre de 2015 se dirige a la conselleira do Mar, Rosa Quintana, y le expone que ha podido leer la noticia aparecida en un periódico titulada Rosa Quintana pedirá al director de Pesca de la UE una subida de cuotas.

Carreño responde lo siguiente: "En primer lugar, quiero felicitarla por esa iniciativa. Pero permita que ponga en duda que sea capaz de conseguir algo, por la experiencia que tengo de lo que lleva hecho y de lo que está haciendo en nuestra comunidad.

Pero imaginemos que es usted una gran conselleira o que tiene un gran golpe de suerte y logra un aumento de cuotas de varias especies que necesita la flota gallega.

Y volvamos a imaginar que consigue un aumento del 50% de jurel (chicharro) o un 50% de verdel (xarda o caballa), algo que veo imposible. Pero por poner un porcentaje y que resulte fácil realizar operaciones que la gente pueda entender, le diré a usted: lo primero que haría sería salir en todos los medios de los que dispone, escritos y audiovisuales, presumiendo de su gran gestión. Posteriormente, los incrementos de cuota llegarán a España y nuestro país repartirá. ¿Y cómo repartirá España? Se lo voy a decir: se dividirá entre los tres sectores existentes en el Cantábrico Noroeste: artes menores, cerco y arrastre, y luego, ¿sabe lo que volverá a suceder si se mantiene el actual reparto por el que se priman los históricos en el cerco? Se lo explico: imagine que de la cuota inicial, al cerco le queda un 30% de jurel. Pues un barco que en este momento tenga 200.000 kilos en la zona IXa (de Fisterra al golfo de Cádiz) pasará a tener unos 260.000 kilos. Y un barco que ahora posea 50.000 kilos (cantidad que muy pocos tienen adjudicada, ya que la mayoría de los barcos pertenecientes a Acerga tienen mucho menos) se quedará con 65.000 kilos.

Aquellos que no tengan cuota, como el Ardorán, se quedarán sin nada ¿verdad? Por lo tanto, nada tenías, nada tienes. Y esto no le pasa tan solo a mi barco, sino a varios de los de mis compañeros. Por lo tanto, después de todo lo expuesto ¡¡¡Felicidades, señora Rosa Quintana por su gestión. Muchas felicidades!!

Atentamente, Eduardo Carreño Otero, armador del cerquero Ardorán".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine