La venta de pescado fresco baja un 20% en la lonja coruñesa en 2015 por el paro del cerco

El descenso en las descargas de caballa, sardina y jurel, especies que captura esta flota, supone el 84% de la caída total - La escasez aumenta los precios y suaviza las pérdidas

21.01.2016 | 02:15
Marineros descargan pescado en el puerto de A Coruña en 2015.

Las subastas de pescado fresco cayeron un 20% en la lonja de A Coruña en 2015, con un descenso de casi 10.000 toneladas respecto a 2014, según los datos de la Plataforma Tecnolóxica da Pesca de la Consellería do Mar. De estas, más de 8.000 -el 84%- corresponden a la bajada en las descargas de caballa -xarda-, sardina y jurel. Precisamente las especies que pesca la flota de cerco, que permanece amarrada desde el pasado mes de octubre en señal de protesta por el reparto de cuotas pesqueras, y volverá a faenar el próximo lunes.

El gerente de la lonja coruñesa, José Luis Otero, indica que se trata de una flota que descarga "habitualmente", por lo que señala el amarre como principal responsable de la caída. Otero también apunta a los "numerosos temporales" que se produjeron durante el mes de diciembre, y que dejaron a las flotas de litoral y bajura "sin pescar".

El descenso en el volumen de descargas no supuso, sin embargo, una gran pérdida de facturación. Las ventas en lonja generaron 78.233.764 euros en 2015 frente a los 82.038.048 de 2014, una disminución del 4,6%. La escasez derivada del paro del cerco y los temporales dispararon el precio de determinadas especies de pescado y marisco. Los subastadores denunciaban recientemente que el kilo de caballa se vendía a 40 euros cuando normalmente no supera los 13. Mientras, ciertos mariscos como la cigala alcanzaron en diciembre su valor más alto en años. Mención aparte merece la sardina, inmersa en un plan de gestión conjunto con Portugal para recuperar las poblaciones, que limitó sus capturas y también provocó aumentos de valor de hasta el 68%.

El puerto de A Coruña continúa como líder en subastas de productos frescos pese a la caída registrada el año pasado, con un total de 39.650 toneladas desembarcadas. Además, el gerente de la lonja relativiza los resultados obtenidos en 2015, ya que 2014 fue un año "extraordinario" debido a factores como la aparición de anchoa frente a las costas gallegas.

En cuanto a las expectativas para este 2016, Otero espera que entre "más flota de otros puertos", ya que las cuotas "son las que son", en referencia a los recortes a especies importantes como la merluza, el rape o la xarda. "A Coruña es un puerto atractivo para los principales mayoristas y exportadores por sus bajos precios", explica.

La lonja de Vigo ocupó el segundo puesto en volumen de subastas de pesca fresca en Galicia, con 32.137 toneladas comercializadas (un 19% menos que A Coruña). La facturación originada por estas ventas se incrementó ligeramente en el muelle vigués, un 1,1%, ya que pasó de 102.148.762 euros en 2014 a 103.358.953 el año pasado.

Ribeira, por su parte, fue el tercer puerto en volumen de descargas de pescado fresco. Este centro de primera venta subastó 27.708 toneladas en 2015 (un descenso del 6,5% con respecto a 2014), por un importe de 32.953.918 euros (-5,1%).

En el cómputo global de Galicia, las ventas de productos del mar en fresco disminuyeron un 3,6% en 2015. Pasaron de 187.177 toneladas en 2014 a 180.309 toneladas el año pasado. La facturación, en cambio, aumentó un 5,8%. Las ventas en los muelles gallegos originaron un total de 457.426.413 euros frente a los 432.341.131 euros facturados el año pasado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine