Mar regula por primera vez la explotación del erizo, el 'carallo' de mar y la navaja

Se trata de los denominados recursos específicos n La Xunta incluye la limpieza y la vigilancia de los bancos marisqueros como requisitos para renovar los permisos

22.01.2016 | 17:35

La Consellería do Mar regula por primera vez la explotación de todos los recursos específicos del conjunto del litoral gallego como equinodermos (erizo y carallo de mar), solénidos (navaja), algas o anémonas, ya que hasta el momento solo la extracción de percebe y poliquetos (cebos) estaba regulada. El Diario Oficial de Galicia publicó ayer la orden que regirá los planes de gestión y las habilitaciones necesarias para la explotación de estas especies.

La norma también establece los aspectos que hay que cumplir para renovar las habilitaciones ya existentes. Así, en el caso de la renovación de permisos (pérmex) para el marisqueo a pie para recursos específicos se requiere acreditar un 70% de la actividad extractiva, un 95% de los trabajos de semicultivo y vigilancia (si así lo recoge el plan de gestión) y cumplir las prescripciones que figuren en el plan.

Para la renovación de los pérmex de marisqueo desde embarcación se requerirá tener acreditada un porcentaje variable de actividad, que deperá del número de modalidades de recursos específicos de los que disponga la embarcación, haber hecho el 95% de los días de trabajos de semicultivo y vigilancia (si así lo recoge el plan de gestión), cumplir las prescripciones que figuren en el plan y haber ejercido una actividad para mantener el número de cuotas de captura a las que puede tener derecho a embarcación.

"La obligatoriedad de acreditar una actividad mínima para renovar las habilitaciones y mantener las cuotas tiene por objeto evitar que se infrautilicen los permisos o cuotas otorgadas a las embarcaciones y, por lo tanto, promover la incorporación de personas al sector", señaló la Xunta.

Planes de gestión

La orden regula el contenido mínimo de los planes de gestión, el proceso de elaboración y su desarrollo, los cuales deberán recoger las acciones formativas realizadas por los colectivos para una mejor conservación, las medidas para minorar el impacto ambiental y la protección de la biodiversidad. También se establece que el plazo de presentación de los planes será hasta el 30 de septiembre de cada año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine