Un barco fichado por el Gobierno español

10.02.2016 | 00:34

El Kunlun es uno de los cuatro buques furtivos que el Gobierno español relaciona directamente con las firmas armadoras gallegas que registró durante las dos operaciones Sparrow, que tuvieron lugar entre marzo y agosto del año pasado. Junto a este conocido buque figuran también el Songhua y el Yongding, ambos detenidos en Cabo Verde en mayo. A estos tres hay que sumar el Tiantai, un barco del que poca información se tiene, aunque sí se sabe que está hundido.

La operación Sparrow se saldó con una propuesta de resolución sancionadora que prevé un total de 48 infracciones administrativas a operadores españoles, 44 de ellas de carácter muy grave, que ascienden a un total de 17,84 millones de euros. El Gobierno decomisó más de 3.000 documentos y abrió expediente sancionador a 50 marineros españoles enrolados en estas empresas, entre las que se encuentra Vidal Armadores, de Ribeira.

Las detenciones del Kunlun, Songhua, Yongding y Perlon (en Malasia) dejan tan solo un bandido en libertad: el Viking. Apresado en Malasia el pasado mes de marzo con 18 personas a bordo, pagó una multa y quedó en libertad. La lista de los seis bandidos la completa el Thunder, hundido el 5 de abril en Santo Tomé tras de 110 días de persecución. Durante el juicio sobre este suceso tres personas (dos gallegos de Muros y Ribeira) fueron multados con 15 millones de euros y condenados a penas de entre 32 y 36 meses de cárcel cada uno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine