Una de las mayores ignonimias

18.05.2016 | 00:54
Una de las mayores ignonimias

Tailandia, Malasia e Indonesia son los países en los que sociedades intermediarias españolas o que actúan en España -especialmente en Galicia- contratan los servicios de marineros indonesios que, en muchas ocasiones, son utilizados como mano de obra barata ante la que se dice negativa de los marineros gallegos a enrolarse en las embarcaciones de bajura, en buques espaderos y arrastreros o palangreros de Gran Sol. Acontece todo ello pese a que los salarios de los marineros españoles quintuplican, como mínimo, los que perciben mensualmente los trabajadores indonesios por un trabajo habitualmente bien realizado.

Fuentes internacionales consultadas apuntan directamente a la Triada, una organización mafiosa china que desarrolla su actividad delictiva en los tres países antes citados, como la encargada de la "recluta" de marineros indonesios a los que asegura un salario digno por 12 horas -máximo- de trabajo, cuando la realidad es muy otra a bordo de buques gallegos en los que el tiempo de trabajo ni es fijo, ni nunca -salvo días de mal tiempo que impiden la faena- permite descanso continuado de un mínimo de ocho horas.

Los marineros indonesios realizan idéntico trabajo al de los nacionales, pero su compensación económica no es la misma. Comparten barco y tareas pero, en demasiadas ocasiones, son trabajadores contratados ilegalmente a los que algunos armadores explotan sabedores de que, al desconocer los idiomas gallego o español, no se atreven a denunciar los casos que les incumben.

Prueba de todo ello son los casos de indonesios fallecidos o dados por desaparecidos durante las tareas de pesca, que se solventan entregando a sus familiares directos -si pueden localizarlos- alrededor de 20.000 euros cuando, sin embargo, las reglas que rigen para los marineros nacionales son otras muy diferentes en base a su cotización a la Seguridad Social y la vigencia de seguros de accidente y de vida.

Mientras esto ocurre, la Asociación Española de Titulados Náutico-Pesqueros (Aetinape) sigue denunciando la publicación del Catálogo de Ocupaciones de Difícil Cobertura, que ve "una auténtica agresión al sector marítimo" español porque profundiza, dice, "en el mito de que los españoles no aceptan trabajos en el mar". Añade Aetinape que el catálogo "es una de las mayores ignominias que ha sufrido el sector marítimo en los últimos años, ya que equivale a reconocer que el subempleo y las pésimas condiciones laborales son inherentes al mundo marítimo".

Preguntan los titulados náutico-pesqueros "para qué sirven las escuelas de formación marítimo pesquera si la patronal recurre a la contratación de trabajadores extracomunitarios" a los que se abona un bajo salario y, en buen número de casos, sin causar alta en la Seguridad Social, lo que incide incluso en el IRPF de aquellos que alcanzasen los ingresos mínimos que obligan a tal declaración.

Armadores consultados afirman que la contratación de extranjeros es obligada, ante la negativa de los nacionales a embarcarse, mientras que Aetinape resalta el interés de la patronal por reducir la masa salarial de los trabajadores embarcados como justificación de esa solicitud internacional de inmigrantes para la flota.

Según Aetinape, en 15 años se perdieron 15.000 empleos directos.

Pero la Triada china no ceja en su empeño de facilitar a los armadores gallegos marineros indonesios a los que promete lo que aquí nunca logran: buen salario y una jornada laboral asequible (algo que firmarían también los tripulantes nacionales).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine