Traspasos, no venta

07.06.2016 | 01:10
Traspasos, no venta

Volanteros del Cantábrico muestran su absoluta disconformidad con un comentario del arriba firmante relativo al hecho de que, en ese segmento de flota, se venden en negro o B cuotas asignadas que, al no ser utilizadas, son adquiridas por aquellos que las han agotado o que carecen de ellas por ese dislate de reparto que la Secretaría General de Pesca ha puesto en práctica.

Representantes de la junta directiva de la asociación Avocano desmienten, por activa y por pasiva, que tal hecho -el de la venta en negro de cuotas- se produzca. Para ellos tan solo existe en algunos casos un intercambio de cuotas -como el que ahora mismo se produce en el sector arrastrero gallego donde las cuotas individuales por barco se intercambian de forma que unos ceden jurel a cambio de bacaladilla- o, en el peor de los casos, un traspaso de cuotas, pero nunca bajo un acuerdo de cesión a cambio del pago del valor que dicha cuota pudiera tener.

La cuestión principal radica en determinar que el caladero Cantábrico Noroeste es de todos: cerco, artes menores, palangre, arrastre, volanta, etc... Y que un arte no debe hacer recaer sobre otro determinadas responsabilidades por cuanto la volanta conoce sobradamente qué es lo que puede pescar y que hay volanteros que, como en el arrastre y otras modalidades, están en turno de espera para el desguace debido a la carencia de posibilidades de pesca. Algo que tan solo se puede achacar a un Ministerio, hoy en manos de una ministra en funciones, que opta por dejar que las cosas sigan a rumbo fijo sin caer en la cuenta de que este rumbo es equivocado. No rectifica lo que se ha hecho mal y, con sus actuaciones, incide en la división de un sector que, sin embargo, recibe del propio Ministerio indicaciones en el sentido de lograr su unión para conseguir en el mismo una voz única ante cualquier planteamiento.

Integrantes de Avocano -asturianos, gallegos y cántabros que dicen representar más o menos a la mitad de la flota volantera del Cantábrico Noroeste- se van a reunir, hoy martes, para adoptar acuerdos que les liberen de esa acusación de venta en negro o B de licencias de pesca en el caladero nacional. Pero en Galicia hay volanteros que sostienen que existen armadores -incluso en la misma comunidad gallega- que practican ese tipo de actuaciones contrarias a la ley y que echan por tierra cualquier entendimiento para la realización de intercambios o traspaso de cuotas.

Sea como fuere, se pone en evidencia que el reparto de cuotas es, a todas luces, inadecuado y sus resultados insuficientes. Prueba de ello es el cambio de modalidad por el que han optado algunos volanteros que, en este momento, tratan de salvar la temporada de pesca dedicando sus esfuerzos a la captura del bonito en las proximidades de las islas Azores.

A esta división se han visto obligados, máxime después de conocer los planes conducentes a la desaparición en un futuro inmediato de la mitad de la flota por desguace de esta.

Divide y vencerás. Y a continuación, achatarramiento inmisericorde.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine