Los dos marineros fallecidos en el suceso del pesquero 'Alba' iban sin chaleco salvavidas

La embarcación naufragó en marzo de 2015 en Laxe - El informe del siniestro revela que los tripulantes calibraron mal los riesgos de las condiciones marítimas adversas

10.06.2016 | 02:40

Distintas autoridades marítimas y del sector pesquero insisten desde hace años en la conveniencia de que los marineros lleven siempre puesto el chaleco salvavidas de trabajo durante su actividad a bordo como medida de seguridad en caso de accidente, pero aún son muchos los profesionales de la pesca en Galicia que optan por faenar sin este equipo de seguridad con el argumento de que les dificulta la tarea. Precisamente, esto es lo que ocurrió en el accidente de la embarcación pesquera Alba, que naufragó el 24 de marzo del año pasado frente a la costa de Laxe (A Coruña), con el resultado de sus dos tripulantes fallecidos. El informe del siniestro, publicado ayer por la Comisión de Investigación de Accidentes e Incidentes Marítimos (Ciaim) revela, tras analizar las declaraciones de los testigos y el hallazgo de los cuerpos, que los dos marineros no tenían puesto el chaleco salvavidas en el momento de la emergencia, lo que "contribuyó" al fatal desenlace del accidente.

El informe de la autopsia practicada a las víctimas, padre e hijastro, vecinos de Laxe, indica que fallecieron por ahogamiento accidental, por lo que los investigadores recomiendan "el uso permanente de chalecos salvavidas de trabajo adecuados" porque puede salvar vidas. "Reducen el riesgo de ahogamiento, al invertir la postura del tripulante, colocándolo en posición estable, manteniendo sus vías respiratorias fuera del agua, aún en estado de inconsciencia. También facilitan la localización y el rescate de los náufragos", reza el informe de la Ciaim.

Los investigadores del órgano independiente adscrito al Ministerio de Fomento aclaran que no se puede determinar con certeza la causa del accidente del Alba "al no haber testigos ni haberse recuperado la embarcación" pero sí subrayan que las condiciones marítimas adversas "desempeñaron un papel fundamental" en el siniestro. "Estas malas condiciones [había alerta amarilla por fuertes vientos y oleaje adverso] aconsejaban no salir a faenar aquel día o, cuando menos, el uso del chaleco salvavidas" y el patrón era "una persona experimentada", aclaran los expertos de la comisión. "Fuentes de la cofradía de pescadores de Laxe indicaron que las condiciones marítimas eran similares a las de otros días en los que la embarcación salió a faenar sin consecuencias. Estos dos hechos parecen denotar una ausencia de conciencia del riesgo asociado a la navegación costera en embarcaciones pequeñas con mal tiempo", explica la Ciaim.




Haz click para ampliar el gráfico

El suceso se produjo cuando la embarcación faenaba frente a la costa de Laxe a la captura de pulpo. Un cuerpo apareció en la playa de Soesto y el otro a 400 metros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine