Salitre

19.10.2016 | 01:01
Salitre

Me gustaría conocer si en la composición humana del marinero existe, como creo, un altísimo porcentaje de salitre. Podría asegurar que distingo a lo lejos quién es trabajador del mar y quién no. Los conozco desde hace más de 60 años. Y he convivido con ellos y con sus hijos en mejores o peores condiciones, aunque nunca en grandes singladuras. La relación ha sido siempre intensa y muy sentida por mi parte. Por esto me preocupa su futuro. Y este futuro, que no veo muy seguro, me duele. Más todavía cuando, haciendo repaso a la trayectoria de España en el seno de la UE, Lydia Chaparro, catalana integrante de la Fundación ENT, aseguraba en una jornada sobre la PPC celebrada recientemente en A Coruña, que la Unión Europea ha aportado a las distintas flotas españolas la nada despreciable cifra de 1.161 millones de euros y que, a pesar de ello, el sector pesquero español, cuando hay recortes en los TAC y cuotas, siempre culpa de estos a Bruselas. La guinda de Lydia Chaparro fue la siguiente: "Los peces son un recurso público".

Pues sí, Lydia Chaparro, de momento son un recurso público. No sé hasta cuándo, pero sí. Tal vez deje de serlo en cuanto se produzca la tantas veces anunciada privatización del mar en la que, puedo asegurar y porque me huele a salitre hasta mi pensamiento, los marineros no van a ser culpables. Aunque se empeñe usted, Lydia Chaparro, en seguir gritando al viento que "España tiene una larga tradición de sobrepesca".

¿Solo España, Lydia Chaparro?

La sobrepesca que afecta a todo el Mar Mediterráneo -que es el mar de ustedes, la gente de mar de la Comunidad de Catalunya- ¿es una exclusiva responsabilidad de los barcos españoles? ¿Es también responsabilidad única de los barcos españoles la sobrepesca que se considera existe en el caladero nacional Cantábrico Noroeste? ¿Cree usted, como miembro que es de la Fundación ENT, que no tienen participación en la tal sobrepesca los barcos franceses, irlandeses, portugueses, holandeses e incluso alemanes que, haciendo uso de su derecho a pescar en aguas comunitarias y porque la UE (es decir, Bruselas) lo consiente -supongo que dentro de la legalidad vigente- pescan en estas aguas netamente españolas (Zona Económica Exclusiva, recuerde) porque según Bruselas (es decir, la Comisión Europea) hay cuota suficiente como para que esos barcos no nacionales faenen en aguas de España del mismo modo que los españoles pescan en aguas de otros países de la UE?

No culpe de la sobrepesca "solo" a los barcos que enarbolan bandera española.

La sobrepesca por los hombres del salitre no la puedo negar. Pero sí ampliar su concepto de responsabilidad: Aquí sobrepesca todo dios y su corte celestial. ¿Con alevosía y nocturnidad o, simplemente como respuesta a determinadas medidas adoptadas por Bruselas (perdón, la UE) y seguidas al dedillo por la Administración española y su también corte celestial de Autonomías, sin tener en cuenta para nada las opiniones de los actores salitrosos que son los marineros y que pomposamente forman parte del sector de la pesca, aunque en absoluto su palabra se escuche en los escaños de Bruselas (perdón, y de Estrasburgo)? No le oí nada respecto de muy atinada tarea de los superarrastreros.

Sí, el salitre me habla de soledad. A veces, de desprecio. Porque también se afirma que "el sector" miente. ¿Y no miente Bruselas, Lydia Chaparro, no miente la UE? ¿Cómo ha admitido esta el destino a la pesca española de 1.161 euros si su inversión no ha sido justificada oficialmente? ¿Qué esperaba la UE de tal "subvención"? ¿Acaso cree que son descartes? No olvide que también hay fundaciones cuyas fuentes de financiación tampoco están muy claras. Como tampoco son claras las cuentas que permiten sobrevivir a algunas organizaciones que integran lobbies que son los que marcan descaradamente las líneas de la política pesquera de Bruselas (la UE, disculpe).

Un día le contaré las vivencias de un amigo, "Salitre" (este es su apodo) que fue de los primeros marineros españoles que pescó en el área de Rockall y que, en buena medida, contribuyó con sus compañeros a hacer que la pesca aflorara en unas aguas a las que nadie quería ir a pescar en aquel tiempo ya tan lejano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine