El consumo de cuota de raya supera ya el 80% y la bajura pide un cierre precautorio

Las cofradías critican la gestión por parte del Gobierno que no avisó de las toneladas capturadas - Quieren que la especie llegue a final de año y coincida con el centollo

09.06.2017 | 03:14
Un pescador recupera una raya de sus redes.

La bajura gallega está indignada con la gestión que realiza la Secretaría General de Pesca sobre la pesquería de raya. Como denuncia la Federación Galega de Confrarías de Pescadores, el consumo de la cuota de esta especie ha superado ya el 82,5% y su presidente, Tomás Fajardo, recrimina a la Administración central que no haya comunicado de forma oficial la cifra. "Nos enteramos por otros medios y esto no puede ser", explica. Y es que al igual que sucedió los dos años anteriores, el sector espera tener cuota suficiente para el último trimestre del año, momento en el que se abre la veda del centollo -el 12 de noviembre en A Coruña y Pontevedra- y en el que esta especie se convierte en un complemento indispensable en la pesquería. Por este motivo, las cofradías han solicitado por escrito el cierre precautorio de la pesquería.

El porcentaje de consumo de la especie para las zonas VIIIc y IXa (entre A Guarda y Vizcaya) se basa en datos provisionales a fecha del 28 de abril, "por lo que seguramente aún sea más alto a día de hoy", indica Fajardo. "Lamentamos que este información no se haga llegar directamente al sector", critican las cofradías en su misiva dirigida a Alberto López-Asenjo.

Los pósitos gallegos explican que de conocer esta situación podrían "ser más ágiles" a la hora de buscar una solución. No en vano, recuerdan que ya el año pasado propusieron dos alternativas para gestionar de una mejor formar estos cupos: por un lado, repartir la cuota anual en cuatro trimestres con cierres provisionales cuando llegara al 75% (con un tope máximo de 200 kilos por semana) y, por otro, reservar un 30% del total para el último trimestre.

En aquel momento, recuerda Fajardo, se llegó a un consenso con las demás comunidades del Cantábrico Noroeste y, sin embargo, "volvemos a estar en las mismas". "Y además tampoco disponen de herramientas para mejorar la situación y nosotros ya propusimos dos. El sector está indignado por esta forma de gestión", sentencia.

Con la intención de evitar la sobrepesca que ya se dio a mediados de 2015, las cofradías piden que se cierre ya la pesquería para no agotar las aproximadamente 172 toneladas que restan de las 1.163 de las que disponía España para este curso. "Además no hay stock solo para la flota de artes menores. Ahí también se incluye a las demás", recuerda Fajardo.

Por otro lado, también solicitaron a Pesca un recuento del consumo de cuota de merluza para la modalidad de artes menores, ya que según pudieron saber las cofradías ya se ha pescado un 70% del cupo fijado. Se busca poder adoptar medidas para que la merluza pueda ser pescada hasta final de año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine