La Policía Autonómica imputa a 15 personas por furtivismo en un operativo en Boiro

Un detenido fue sorprendido hasta en 241 veces en una acción ilegal - Gardacostas decomisó 1.300 kilos de pescado y marisco en Vigo

24.06.2017 | 02:42

La Policía Autonómica Galega imputó a 15 personas por delitos de furtivismo y receptación en Boiro en el marco de la operación Estrada. Agentes del Grupo de Resposta Policial (Erpol) de la Policía Autonómica de Santiago desarrollaron el jueves un dispositivo contra el furtivismo en las playas de Cabo de Cruz (Boiro) que resultó en la imputación de 15 personas y el decomiso de 113 kilos de almeja babosa. Catorce de los identificados fueron acusados de un presunto delito de furtivismo y una persona de uno de receptación, ya que se encargaba de poner el marisco en el mercado gracias a una depuradora de su propiedad.

Los agentes informaron a la autoridad judicial y a la fiscalía de Medio Ambiente de la "enorme" actividad ilegal de los detenidos, alguno de los cuales fue sorprendido hasta en 241 ocasiones en una acción relacionada con el furtivismo. Entre otras, las personas imputadas ya habían sido descubiertas con marisco que no cumplía la talla de extracción y por no respetar ni el paro biológico ni las mareas, como sí que se les exige a los mariscadores legales.

Según informó la Xunta ayer, el atestado policial se remitió al juzgado de Instrucción número 1 de Ribeira.

El Servizo de Gardacostas de Galicia, en otras dos acciones contra el furtivismo en Vigo, decomisó también el jueves casi 1.300 kilos de pescado y marisco que carecía de documentación. Uno de los operativos se desarrolló en el mercado de O Berbés, donde los agentes identificaron a una persona y se incautaron de 434 kilos de nécora, 294 kilos de buey, 214 de lubrigante y 41 de cigala sin documentación. El otro, en el que Gardacostas colaboró con el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de Vigo, inspeccionaron un vehículo isotérmico en la rotonda de Guixar, en la entrada del puerto de O Berbés. Los agentes encontraron 108 kilos de raya, más de 30 de congrio, 5 de rodaballo, casi 10 de salmonete, 80 kilos de merluza, 40 de sardina, 24 kilos de gallo y 20 de lenguado e identificaron a una persona que carecía de la documentación que garantizase la legalidad de los productos. La mercancía fue entregada al banco de alimentos después de comprobar que cumplía con las garantías para su consumo.

Gardacostas también se incautó el jueves de una embarcación, 70 kilos de pulpo (en veda hasta el 3 de julio) y 4 de maragota en Corrubedo. Los agentes decomisaron en esta ocasión 23 aparejos de pesca e identificaron a tres personas

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine