Parques marinos contra el cambio climático

08.09.2017 | 00:50
Parques marinos contra el cambio climático

La lucha contra el calentamiento de los mares tiene en la protección de grandes áreas marinas uno de los más importantes aliados. Las áreas marinas protegidas -una de ellas es la de Os Miñarzos, en Lira- además de generar vida nueva y controlada aportan, como beneficio adicional, la posibilidad de ofrecer beneficios que permiten recuperar el papel fundamental del mar frente al cambio climático y, con este, el calentamiento de los océanos.

"[Los parques marinos altamente protegidos] tienen el potencial de ofrecer beneficios de resiliencia ante el clima. Específicamente, los parques ayudan a los océanos y a la sociedad a adaptarse a cinco impactos clave relacionados con el clima: acidificación de los océanos, aumento en el nivel de los mares, mayor intensidad de las tormentas, cambios en la distribución de las especies y menor productividad y disponibilidad de oxígeno", concluyen investigadores de diez instituciones.

Los resultados del estudio evidencian que los parques marinos pueden ser reservas climáticas, especialmente las de gran tamaño (como la que Galicia intentó crear hace unos años ampliando la señalada de Os Miñarzos hasta Fisterra y la de Cedeira hasta Burela) por su buena administración y a reglamentaciones "bien definidas respecto del tipo de actividades humanas que está permitido desarrollar en ellas", que hace que se mantengan durante años.

En el estudio, publicado en la revista Proceedings of de National Academy of Sciences, participaron varios socios y miembros del área marítima del comité asesor científico del Proyecto Legado para los Océanos de Pew Bertarelli.

Los especialistas promocionaron durante décadas los parques marinos haciéndolos parecer de forma casi exclusiva como refugios para las especies cuya población se redujo por la sobrepesca, la contaminación o el desarrollo costero, pero ahora se demuestra que las áreas protegidas pueden contribuir a fortalecer los ecosistemas y a reconstruir la biodiversidad.

Si esto es así, y yo no soy quien ni estoy capacitado para arrojar la más mínima duda sobre la conclusión de los investigadores, ¿qué es lo que impide a la Consellería do Mar dar ese paso al frente para dotar a Galicia de ese gran parque protegido que, además de permitir a los pescadores disponer de una capacidad que ahora no tienen para regenerar la vida marina de nuestras aguas puede contribuir a luchar eficazmente contra el cambio climático que nos amenaza?

¿Por qué esa actitud displicente del Gobierno gallego que solo contribuye a reforzar las actitudes absolutamente contrarias de marineros tal vez mal informados -o interesadamente desinformados- que rechazan sin razonamientos claros las muchas posibilidades que las reservas marinas les ofrecen?

Analizando sin prejuicios lo que Os Miñarzos ofrece a los socios de esta reserva, es probable que la actitud fuese otra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine