España confía en cerrar un pacto para que la flota lusa descanse los fines de semana

El Gobierno central está en "plena negociación" del nuevo acuerdo bilateral - Los arrastreros gallegos lamentan que la actual situación genere desigualdad

14.09.2017 | 16:00
Dos arrastreros amarrados en un puerto gallego.

Claves

  • El acuerdo. El actual pacto bilateral para regular la pesca entre España y Portugal expira el 31 de diciembre y los gobiernos de ambos países negocian para elaborar uno nuevo
  • La flota. Los pescadores gallegos descansan los fines de semana frente a los lusos, que no hacen parada. Esto genera, según el sector de la comunidad, desigualdad entre las flotas
  • El Gobierno autonómico. La Consellería do Mar defiende que se evite la “discriminación” entre flotas que trabajan el mismo recurso y para el mismo mercado y pidió igualdad al Gobierno

España negocia con Portugal para lograr que la flota lusa descanse los fines de semana y confía en que las condiciones que recoja el nuevo acuerdo pesquero bilateral entre ambos países sean las mismas para los dos. Según confirmaron fuentes del Ministerio de Pesca, se abordarán "todos" los temas susceptibles de cambios en el pacto -que regula la actividad pesquera de las flotas en aguas de ambos estados-, entre ellos las paradas de los buques portugueses, que es uno de los asuntos que más preocupa al sector gallego y una demanda que hace desde hace años.

La Consellería do Mar envió una solicitud en junio al Gobierno central para que los marineros españoles y portugueses trabajen en un marco normativo de igualdad. La directora xeral de Pesca, Mercedes Rodríguez, defendió que debe evitarse la discriminación entre flotas que "trabajan el mismo recurso y para el mismo mercado", tal y como ocurre con la sardina, que España y Portugal gestionan de forma conjunta. Los arrastreros gallegos se quejan de que los portugueses puedan trabajar sábados y domingos, ya que se genera desigualdad al poder vender los lusos su producto en las lonjas de la comunidad, al mismo tiempo que ganan competitividad en los mercados frente a los buques autonómicos.

El Ministerio de Pesca está en "plena negociación" con Portugal para renovar el pacto actual, que termina el 31 de diciembre. El secretario general de Pesca, Alberto López-Asenjo, se reunió el pasado jueves a con el secretario de Estado das Pescas, José Apolinario, para abordar los principales puntos del acuerdo, aunque no trascendió ninguna de las conclusiones.

El grupo parlamentario Unidos Podemos, por otro lado, registró el lunes una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados para pedir que en el acuerdo de pesca entre España y Portugal haya "igualdad de condiciones" para las flotas de los dos países, alentó al Gobierno a exigir "reciprocidad pura" al aplicar las normas a los barcos que comparten caladeros y pidió que se prohiba a los arrastreros pescar durante el fin de semana. El grupo parlamentario también pidió que los arrastreros españoles puedan extraer como "pesca accesoria" el pez espada, ya que ahora lo desechan mientras que los portugueses lo capturan y venden, e hizo referencia a las medidas técnicas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine