Los atuneros españoles esquivan un veto a la pesca en el Pacífico de casi cinco meses

La primera parte de la veda de 72 días al año acordada por la comisión que regula las capturas está a punto de terminar

02.10.2017 | 01:07

Los atuneros españoles, en su mayoría con tripulación gallega a bordo, lograron esquivar este año un veto de casi cinco meses para la pesca de la especie en aguas del Pacífico a cambio de dos periodos de veda y el primero de ello está a punto de concluir. La Comisión Interamericana de Atún Tropical (CIAT) celebró en agosto la reunión anual de en Ciudad de México y acordó en su lugar una veda anual de 72 días hasta 2020, frente a los 62 que tiene en la actualidad.

Los 21 países que forman parte de la organización regional de pesca (ORP) acordaron esta y otras medidas debido a la amenaza de consumo de cuota en lo que va de año y de acuerdo con la intención de preservar la especie, lo que fue muy bien recibido por parte del sector. No en vano, desde la Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores (Opagac) apostaban porque se mantuvieran los 62 días de veda para vigilar el recurso. Así, las paradas se dividieron en dos períodos, uno desde el 29 de julio hasta el 8 de octubre de 2017 y otro del 9 de noviembre del mismo año hasta el 19 de enero de 2018.

De esta forma, la flota evitó ese veto de casi cinco meses por haber superado ya a mediados del mes pasado el 85 % del límite de captura de las especies atún de aleta amarilla y patudo, que es de 191.711 toneladas. Aquella medida sería un "duro golpe" para el sector extractivo pero también para la industria que se encarga de procesar la especie, estrella del sector conservero gallego. Sus ventas al exterior ascienden al 60% del total, según un informe publicado por la patronal Anfaco-Cecopesca.

Otras medidas

Por otro lado, la Comisión también acordó, de acuerdo con el estado de lo stocks las principales especies, eliminar la cuota global para capturar el atún de aleta amarilla (Thunnusalbacares) y atún patudo (Thunnusobesus). Además, la CIAT también puso cerco al uso de los dispositivos agregadores de peces, también conocidos como FAD, y que sirven para rastrear los bancos de atuneros. Así, los buques de más de 1.200 toneladas métricas sólo pueden colocar 450 de estos sistemas, mientras que los que tengan menos de esas toneladas, 300.

El Secretario General de Pesca, Alberto Lopez-Asenjo, asistió a la reunión en Ciudad de México. Allí mantuvo reuniones bilaterales con distintas partes reforzando las relaciones pesqueras con los países del área. Como muestra de este fortalecimiento, España acogerá la reunión anual de este organismo en 2019.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine