Reino Unido cede 5.000 toneladas de cuota para la flota gallega que faena en Mauritania

Los buques dispondrán de especies pelágicas - Los cefalopoderos solicitan ayudas a Pesca al tener que abandonar Guinea-Bisáu

14.10.2017 | 02:29

La flota arrastrera congeladora gallega podrá disfrutar de 5.000 toneladas de cuota en especies pelágicas en el acuerdo de Mauritania de aquí a finales de año. Los cefalopoderos, que en el país utilizan una categoría para la pesca demersal -sobre todo merluza-, se aprovechan de esta forma de una cesión realizada por el Reino Unido a petición de España, una figura legal para el movimiento de cupos que sí está permitido para los acuerdos en terceros países pero no para aguas comunitarias, en contra de lo que solicita el sector gallego.

Los buques de la Asociación Nacional de Cefalopoderos (Anacef) ocuparán las seis licencias disponibles en las poco más de once semanas que restan de 2017, en las que además de pescar 3.500 toneladas de merluza, 1.400 de calamar y 600 de sepia, podrán capturar 5.000 de especies pelágicas que Reino Unido no va a utilizar.

La figura de la cesión de cuotas entre estados miembros está permitida por la Unión Europea respecto a los acuerdos pesqueros con terceros países, lo que permite el máximo aprovechamiento de las cuotas por las que se realiza una contribución económica. Algo impensable a día de hoy en los cupos de aguas comunitarias pese a las continuas reclamaciones del sector pesquero gallego.

La cesión, en este caso, se produjo después de la petición de Anacef. En un primer momento se acordaron 2.500 toneladas y la semana pasada, el resto.

Ayudas en Guinea-Bisáu

Los cefalopoderos también realizaron otra petición, en este caso al propio secretario general de Pesca, Alberto López-Asenjo. Con motivo del fracaso -al menos por el momento- de las negociaciones con Guinea-Bisáu para renovar el acuerdo pesquero, la flota se verá obligada a abandonar el caladero el próximo 23 de noviembre. De ahí que los responsables de la asociación solicitaran ayudas al Gobierno por la paralización pesquera de parte de la flota. El país africano se convirtió en uno de los principales caladeros para esta flota, que llegó a tener 15 embarcaciones faenando en sus aguas.

Las posibilidades se vieron ahora seriamente reducidas. Además de los seis barcos que aprovecharán el acuerdo con Mauritania, otros dos están en Senegal y tres más en Angola, aunque de forma privada. Además de los que se encuentran en tierra -dos de ellos están siendo alargados en este momento en dos astilleros gallegos-, el resto intentarán incorporarse a aguas marroquíes a partir del 15 de noviembre, cuando finalice la parada biológica.

Sobre este último punto, Anacef espera poder conseguir una reducción de los meses de parada obligatorios en la próxima comisión mixta para poder disponer de una opción más en la que faenar a lo largo del año tras el final del acuerdo con Guinea-Bisáu.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine