EN DIRECTO
Fin a cuatro décadas de dictadura

Morir con las botas puestas

Gadafi, que mantuvo a Libia durante 42 años bajo su puño de hierro, defendió su dictadura hasta el final y juró que moriría "como un mártir" en su propia tierra

 01:15  

REDACCIÓN / AGENCIAS | A CORUÑA / TRÍPOLI El coronel Muamar Gadafi, que gobernó Libia durante 42 años, murió ayer defendiendo un régimen totalitario y represivo que tocó a su fin el pasado 23 de agosto, con la toma de Trípoli por parte de las fuerzas alzadas para derrocarlo por haber aplastado a cañonazos las primeras protestas antigubernamentales del pasado febrero. En los ocho meses transcurridos desde el inicio de las revueltas, Gadafi afirmó siempre que no abandonaría el país y se juró "morir como un mártir" en su tierra.

Gadafi, conocido en todo el mundo por su excentricidades -como sus exóticas mujeres guardaespaldas o las jaimas que montaba en sus visitas oficiales a otros países-, huyó de la capital, Trípoli, cuando el 22 de agosto comprobó que las fuerzas rebeldes se estaban acercando.

En las últimas semanas no había rastro de él, y algunos dijeron que se ocultaba en una zona desértica del sur del país. Así lo anunciaba, a primera hora de la mañana de ayer, un comunicado de las nuevas autoridades que lo situaba en las proximidades de la frontera con Níger.

Un hombre de carisma

Gadafi tenía un carisma que, al menos al principio de su régimen, le granjeó el apoyo de muchos libios y muchos extranjeros. Su disposición a enfrentarse a las potencias occidentales y a Israel, tanto verbalmente como con acciones, le hizo ganar cierto prestigio en otros Estados árabes donde la gente veía a los gobernantes demasiado abúlicos.

Durante la mayor parte de los 42 años que duró el régimen, Gadafi ocupó una posición importante en la galería de villanos del mundo. Mantenía un férreo control sobre el país eliminando a los disidentes y negándose a designar a un sucesor. El Guía de la Revolución, que tomó el poder en 1969 mediante un golpe de Estado militar, consiguió mejorar la relación de su Gobierno con Occidente en 2003 al renunciar a su programa para fabricar armas de destrucción masiva a cambio de la suspensión de las sanciones que le habían impuesto.

Sus días estaban contados a partir del momento en que usó sus armas contra los manifestantes y ordenó al Ejército que limpiase la ciudad de Bengasi en febrero, lo que llevó a la comunidad internacional a iniciar una campaña de bombardeos aéreos en Libia, con la autorización del Consejo de Seguridad de la ONU, que favoreció a las fuerzas rebeldes.

El Tribunal Penal Internacional emitió órdenes de arresto contra el líder libio, su hijo Saif al Islam y el antiguo jefe de los servicios de Inteligencia Abdala al Senussi por haber planeado la represión violenta de la revuelta en la que cientos de manifestantes murieron abatidos a tiros. Ya iniciada la guerra civil, mientras los gadafistas avanzaban hacia Bengasi, advirtió a los rebeldes que no tendría "piedad ni compasión" y que iba a perseguirlos "callejón por callejón, casa por casa, habitación por habitación".

CANAL LOTERÍAS Y APUESTAS

Sorteos de la
lotería y la quiniela

Loterías y apuestas

Consulta los resultados de los principales sorteos de la lotería y la quiniela.
Fuente:
 
Enlaces recomendados: Premios Cine