Muere asesinado de un tiro un emigrante ourensano en Venezuela

31.12.2013 | 02:23

La emigración de Ramirás en Venezuela ha sufrido un nuevo golpe con la muerte violenta de Alberto Vázquez, un mecánico de 61 años asesinado de un disparo en el pecho el sábado por la tarde en La Urbina, Caracas. Según relatan sus familiares en su pueblo natal de Escudeiros, el hombre fue atacado en una zona de descanso de la autopista Francisco Fajardo cuando regresaba de comprar carne en un comercio de Mariches para regalar por Fin de Año a sus clientes del taller mecánico, el negocio que regentaba en la localidad de El Cementerio, en Caracas. La prensa caraqueña se hace eco del asesinato y relata que fue uno de los dos hijos de Alberto Vázquez el que encontró a su padre muerto en el coche. Se desconoce el motivo que le llevó a parar en el área recreativa pero se baraja la posibilidad de que hubiese sufrido alguna avería en el vehículo. Este momento habría sido aprovechado por los asaltantes que le dispararon y huyeron con el paquete de carne y el teléfono móvil. Según relata el diario venezolano El Universal, un conocido que circulaba por la autopista vio la camioneta allí detenida, sin nadie en el interior aparentemente, y avisó extrañado a uno de sus hijos que acudió enseguida al lugar indicado. Según relató después a ese medio de comunicación, descubrió a su padre tendido en el suelo con un tiro en el pecho e intentó sin éxito reanimarlo.

El suceso ha conmocionado al pueblo de Escudeiros, donde Alberto Vázquez se crió con su abuela y sus tíos María y Pepe, ya que sus padres, Rosa y Ramón (este natural de San Antonio do Viso), se marcharon para Venezuela cuando él todavía era un niño. Una de sus primas, María Nelsa Yáñez, contaba ayer que el chaval, hijo único, vivió en Escudeiros hasta los 15 años cuando finalmente se reunió con sus padres en Caracas. "Se fue solo en un barco que cogió en Vigo, yo no paraba de llorar; me decían que no llorase más que seguro que Alberto no aguantaría allí y regresaría enseguida", cuenta su prima. Sin embargo, se quedó y solo volvió una vez, en 1997, de visita. Su madre, en cambio, venía todos los veranos y se quedaba un tiempo con sus hermanos en la casa de Escudeiros. Curiosamente, Alberto Vázquez se casó en Venezuela con una emigrante de Ramirás, del pueblo vecino de Quinta, Grixó. Tenía dos hijos y dos nietos. Uno de ellos vino este verano a Ramirás a buscar a su abuela.

Enlaces recomendados: Premios Cine