Polémica en Italia tras los disturbios en la apertura de la Expo de Milán

03.05.2015 | 01:38

El Ayuntamiento de Milán se afanaba ayer en reparar los daños provocados por los disturbios registrados en la apertura de la Expo, al tiempo que se investigaban los posibles delitos cometidos y se critican las medidas de seguridad adoptadas.

Tras más de hora y media de batalla campal en la ciudad, once agentes resultaron heridos y una decena de manifestantes detenidos. La Fiscalía italiana investiga si estas personas incurrieron en el delito de "devastación", castigado con entre ocho y quince años de cárcel. El blindaje no evitó que el centro de la capital lombarda se sumiera en el caos de los enfrentamientos, lo que ha provocado numerosas críticas contra el ministro del Interior, Angelino Alfano.

El primer ministro, Mateo Renzi, dijo que "cuatro gamberros hijos de papá no conseguirán arruinar la Expo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine