Trump amenaza con ser candidato aunque no consiga la nominación republicana

El magnate se erige en el gran protagonista del primer debate televisado de los diez aspirantes conservadores, ganado por el senador Marco Rubio

08.08.2015 | 01:07
Donald Trump provoca las risas de sus rivales; a la derecha, Jeb Bush.

El primer debate televisado entre los diez aspirantes republicanos a la Casa Blanca mejor situados en las encuestas fue puro espectáculo, y Donald Trump, su gran protagonista, con unas salidas de tono que no defraudaron. A quince meses de las elecciones, las miradas estaban puestas en el magnate inmobiliario, quien amenazó con presentarse como candidato independiente por un tercer partido si no sale nominado en las primarias del Partido Republicano para optar a la Casa Blanca en 2016. La advertencia de que no apoyará al aspirante oficial le valió los abucheos de los asistentes al considerar que dividirá al voto conservador.

Trump habló más que nadie (10.33 minutos, dos más que Jeb Bush) y fue el más buscado por los internautas durante el duelo en el Quicken Loans Arena de Cleveland (Ohio). Los analistas coincidieron en destacar también al senador por Florida Marco Rubio, quien emergió como el verdadero ganador, pese al show del magnate. "Si no fuera por mí, ni siquiera estarían hablando de inmigración ilegal", aseguró Trump, cuyas polémicas declaraciones sobre los mexicanos le han llevado a desplazar a Jeb Bush al frente de los sondeos. "Muchos crímenes y drogas siguen entrando por la frontera. El dinero sale y las drogas entran", argumentó.

"Tenemos que construir un muro rápidamente (...) para mantener a los ilegales fuera", le espetó a Bush. El exgobernador de Florida reconoció la importancia de controlar la frontera, aunque matizó que la mayoría que ha entrado en EEUU solo quería "ayudar a sus familias". Trump afirmó que el Gobierno del mexicano Enrique Peña Nieto es "más inteligente" que el de Obama. "Ellos nos envían a los malos porque no quieren pagar por ellos, no quieren cuidarlos", y "EEUU tienen unos líderes estúpidos", aseveró.

Vigilancia en la frontera

Marco Rubio reclamó "un sistema de vigilancia más avanzado" para la frontera y añadió que el problema de levantar un muro es que gente como el Chapo Guzmán "podría construir un túnel" por debajo. El senador, que llegó al debate como séptimo en las encuestas, supo vender su sueño americano, el del hijo de un camarero y una limpiadora cubana que dejaron la isla antes de la revolución por falta de recursos. "¿Cómo me va a dar elecciones Hillary Clinton? Crecí viviendo de cheque en cheque. ¿Cómo va a a dar lecciones sobre créditos univeristarios? Yo debía más de cien mil dólares hace solo cuatro años", dijo.

Políticamente incorrecto, Trump se jactó de aprovecharse del "establishment". "A Hillary Clinton le dije: 'Ven a mi boda', y vino. No tenía elección. Yo había donado a su fundación. No sabía que el dinero iría a jets privados", dijo el magnate para probar que "el sistema está roto". Trump añadió que ha pagado a "muchos políticos" a quienes años más tarde llamó y "ellos estaban allí" para él.

En sus críticas a Obama, los aspirantes rivalizaron a la hora de prometer que bajarán los impuestos, que eliminarán la reforma sanitaria y que pondrán fin al acuerdo nuclear con Irán. Anunciaron mano dura contra el Estado Islámico. Además de Trump, Jeb Bush y Marco Rubio, participaron Ted Cruz, Scott Walker, Ben Carson, Mike Huckabee, Rand Paul, Chris Christie y John Kasich.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine