EEUU despliega seis cazas F-16 en Turquía para combatir al Estado Islámico en Siria

El espionaje descubre un plan del grupo yihadista para atentar contra Isabel II

10.08.2015 | 00:29
Cazas norteamericanos enviados a Turquía.

Estados Unidos desplegó ayer seis cazas F-16 de la Fuerza Aérea estadounidense en la base aérea turca de Incirlik, (en el suroeste del país), cerca de Siria, en apoyo a la lucha contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI). La operación se produce después de que Washington y Ankara cerraran en julio el acuerdo por el que Estados Unidos y sus aliados de la coalición internacional, pueden usar sus bases para atacar al EI.

Desde la estratégica base de Incirlik es más fácil atacar la posiciones del Estado Islámico, en Siria. Hasta ahora, Washington ha lanzado ataques con drones contra objetivos del Estado Islámico desde Incirlik.

La semana pasada el Pentágono confirmó su primera operación con drones con el objetivo de defender a las milicias de los grupos de oposición moderados entrenados por EEUU. Mientras, fuerzas insurgentes recuperaron el control de varias localidades situadas en una zona estratégica en el noroeste de Siria y se acercan a Hama, una localidad costera esencial para los intereses del Ejército de al Assad.

El plan del presidente ruso Vladímir Putin para luchar contra el Estado Islámico, presentado en Doha al secretario de Estado de EEUU, John Kerry, propone la formación de una amplia coalición internacional que incluya al Gobierno y la oposición sirios.

Algunos detalles fueron revelados por el jefe de la diplomacia rusa. "La iniciativa de Putin ha despertado el interés de todo el mundo. Prevé la formación de una coalición con gente que ya lucha sobre el terreno y para los que es inaceptable el EI", dijo Lavrov.

Por último, las fuerzas del orden británicas "trabajan contrarreloj" para desactivar un plan orquestado en Siria por el Estado Islámico para atentar contra la reina Isabel II el próximo fin de semana en Londres, informó el Mail on Sunday. Según este medio, la Policía y el MI5 -el servicio de contraespionaje- creen que los yihadistas tienen previsto detonar una bomba durante los actos conmemorativos del 70 aniversario de la victoria aliada sobre Japón en la II Guerra Mundial en Londres el próximo sábado.

Además de la monarca y otros miembros de la familia real, también está previsto que asistan a estas celebraciones el primer ministro británico, el conservador David Cameron, destacados políticos y veteranos de esa contienda bélica.

"Un ataque como este, si tuviera éxito, causaría muchas víctimas y convertiría en realidad el viejo temor a que los extremistas islámicos radicados en este país cometan un espectacular acto terrorista", indica el Mail on Sunday.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine