La bandera de EEUU ya ondea en Cuba

John Kerry, secretario de Estado, asegura sentirse "como en casa" en la isla y defiende la necesidad de que los cubanos puedan elegir a sus gobernantes en "democracia genuina"

15.08.2015 | 02:06
Izado de la bandera de EEUU ante la Embajada de EEUU en La Habana.

La bandera de las barras y estrellas de Estados Unidos ondea de nuevo en su embajada de Cuba, 54 años después de ser arriada por la ruptura diplomática desencadenada tras la revolución castrista. Las dos naciones vivieron ayer otro hito en su nueva era de relaciones con la presencia en la isla del secretario de Estado, John Kerry.

Los tres marines que arriaron en 1961 la bandera estadounidense en la embajada de La Habana fueron los encargados de entregar la enseña en la ceremonia de izado presidida Kerry, el primer secretario de Estado que visita la isla en 70 años.

En el discurso de Kerry previo al izado, este señaló que en la nueva embajada, reabierta el pasado 20 de julio, se siente "como en casa", feliz de estar en La Habana viviendo "una jornada para dejar a un lado viejas barreras y explorar nuevas posibilidades".

"No hay nada que temer, ya que serán muchos los beneficios de los que gozaremos cuando permitamos a nuestros ciudadanos conocerse mejor, visitarse con más frecuencia, realizar negocios de forma habitual, intercambiar ideas y aprender los unos de los otros", dijo en español en un fragmento del discurso que pronunció durante la ceremonia oficial de apertura de la embajada.

En su alocución, Kerry afirmó que una "democracia genuina" en la que puedan "elegir libremente a sus gobernantes" es la mejor opción para los cubanos, aunque es a ellos a quien corresponde definir su futuro. "Nuestras políticas del pasado no han conducido a una transición democrática aquí en Cuba. Sería poco realista esperar que la normalización de relaciones tenga un impacto transformador en el corto plazo", señaló el secretario de Estado, quien aludió de esta manera al bloqueo a la isla que aún sigue en pie. A diferencia de los otros pasos dados, el bloqueo deriva de un acuerdo del Congreso de EEUU, que solo el Congreso puede revocar. La actual mayoría republicana ha anunciado que no lo hará.

Tras el acto formal en la Embajada, Kerry se reunió con el cardenal cubano Jaime Ortega y posteriormente se dirigió al ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba para mantener una conversación oficial con el canciller, Bruno Rodríguez.

El ministro de Exteriores cubano anunció tras la reunión la creación de una comisión bilateral para definir los temas que abordarán en adelante los dos países. "En las próximas semanas, representantes de ambos Gobiernos deberán sostener los primeros intercambios de trabajo sobre cómo avanzar en esta comisión", dijo Rodríguez en rueda de prensa conjunta con Kerry.

El secretario de Estado, que anoche mismo regresó a EEUU, mantuvo tras su reunión con su homólogo cubano un encuentro con representantes de la sociedad civil y con disidentes, que no fueron invitados a la ceremonia formal de la embajada para no generar tensiones con las autoridades castristas.

Mientras, en Puerto Rico, líderes de la disidencia cubana llegados de la isla y de todo el mundo se reunieron en busca de una postura común ante el nuevo escenario que sea abre con el acercamiento de las autoridades estadounidenses y las de La Habana.

El bautizado Encuentro Nacional Cubano congregó en San Juan a un centenar de disidentes que van a tratar de alcanzar una estrategia única entre todo los grupos que luchan contra el régimen de La Habana sobre los pasos a seguir para llevar la democracia a la isla, según anunció el opositor Guillermo Fariñas, internacionalmente conocido por sus 23 huelgas de hambre contra el castrismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine