El laborismo gira a la izquierda al elegir a Corbyn como nuevo líder

Los 'tories' acusan al triunfador, respaldado por un 59,5% de los votos de ser una amenaza para la seguridad británica

13.09.2015 | 01:41
Jeremy Corbyn.

Los electores laboristas han corroborado con creces las encuestas al elegir al izquierdista Jeremy Corbyn, de 66 años, como nuevo líder del partido, con un 59,5% de los votos. Corbyn, que reemplaza a Ed Miliband, dimitido tras el descalabro sufrido por el labour en las elecciones legislativas del pasado mayo, se ha hecho con 251.417 votos en el proceso de votaciones iniciado el pasado 14 de agosto y finalizado el pasado jueves. La participación fue del 76,3% de los 550.000 electores inscritos.

Según los resultados hechos públicos ayer, en segundo lugar quedó el centrista Andy Burnham, con 80.462 apoyos (19%), seguido de Yvette Cooper, otra aspirante de centro, con un 17% de los respaldos. Liz Kendall, representante del ala derecha de la formación y afín al Nuevo Laborismo del exprimer ministro Tony Blair, quedó última con un 4,5% de los votos.

Corbyn se ha hecho con el liderazgo laborista enarbolando un programa que no sólo es contrario a la austeridad practicada por los conservadores desde 2010 sino que además propugna un fuerte giro a la izquierda. En la práctica, este viraje rompe con la derechización del partido iniciada por Blair en 1995 y, lo que es más, pretende revertir algunas de las transformaciones neoconservadoras de Margaret Thatcher. Para ello, Corbyn propone renacionalizar los ferrocarriles o la producción y distribución de energía eléctrica.

En su discurso de aceptación, Corbyn prometió trabajar con todos los sectores del partido para conseguir "una sociedad mejor" y combatir "los grotescos niveles de desigualdad" en el Reino Unido. Sin embargo, son numerosos los cuadros laboristas que durante la campaña han alertado contra Corbyn, temerosos de que un laborismo escorado a la izquierda obtenga estrepitosas derrotas en las urnas.

Corbyn, diputado desde hace 32 años por el distrito londinense de Islington Norte, recibió el "total apoyo" de Miliband, quien le instó a buscar la unidad del partido. Sin embargo, varios de los actuales miembros del "gabinete fantasma" ya han anunciado que no seguirán. Entre ellos figuran, el responsable de Educación, Tristam Hunt; la titular de Trabajo, Rachel Reeves; y la portavoz de Interior, Yvette Cooper.

El ministro de Defensa, el conservador Michael Fallon, advirtió que, con la elección de Corbyn, "el Partido Laborista plantea ahora un riesgo serio a la seguridad de la nación, la economía y las familias". La alusión a la seguridad está provocada por las promesas de Corbyn de parar en seco el programa militar nuclear y de tomar distancias con la OTAN.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine