Trump empieza a perder gas en el segundo de los debates republicanos

El magnate mantiene los pulsos más ásperos con Jeb Bush y Carly Fiorina

18.09.2015 | 01:02
Donald Trump y Jeb Bush durante el debate.

El aspirante a la Casa Blanca del Partido Republicano Donald Trump fue el foco de ataques del resto de candidatos en un segundo debate que fue seguido por 23 millones de espectadores, una cifra similar a la del primer encuentro.

En el segundo debate republicano, los aspirantes se enfrentaron en torno a Irak y condenaron el acuerdo nuclear con Irán. El favor de los moderadores y las menciones, que permiten a los participantes responder por alusiones, permitieron al magnate disfrutar de casi 19 minutos frente a los escasos 16 de los otros participantes.

Trump volvió a mencionar la falta de energía de Bush, responsabilizó a los senadores Ted Cruz, Marco Rubio y Rand Paul de la política hacia Siria y reiteró su idea de deportar a los 11 millones de indocumentados que viven en EEUU.

Los diez participantes dirigieron sus ataques a Trump por su condición de favorito que sigue aumentando, contra toda pronostico. El ex gobernador de Florida, Jed Bush y el magnate se enfrentaron por los comentarios de este último sobre el origen mexicano de su mujer; y la ex ejecutiva Carly Fiorina, de la que Trump dijo que los votantes podrían no respaldarla por su cara, tuvo ocasión de atacarle directamente desde la palestra.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine