La canciller alemana desliga la crisis ucraniana de la siria pese a tener en común la injerencia rusa

03.10.2015 | 00:59

La canciller alemana, Angela Merkel, desvinculó ayer las crisis en Siria y Ucrania, a pesar de que tienen como denominador común la injerencia de Rusia y la consecuente escalada de tensión con las potencias que orbitan en torno a EEUU. "Para nosotros, la cuestión siria no está vinculada a la cuestión de Minsk", dijo Merkel en alusión a los acuerdos firmados el 12 de febrero en la capital bielorrusa para zanjar el conflicto en el este de Ucrania.

Merkel argumentó que estos dos temas "no tienen nada que ver entre sí". "Ucrania confía acertadamente en que su integridad territorial sea respetada, quizá no en relación a Crimea, pero sí en el resto del país", aseguró, indicando que el caso sirio es diferente porque hay una guerra civil declarada.

Además, aprovechó para endurecer el discurso alemán sobre el presidente sirio, Bachar al Asad. Mientras que en septiembre dijo en Bruselas que podría ser parte de la solución política, ayer abogó en París por su salida del poder, después de reunirse con los presidentes de Ucrania, Petro Poroshenko, Rusia, Vladimir Putin, y Francia, François Hollande, en una cumbre centrada, en teoría, en Ucrania.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine