Una embarazada y su hija de cuatro años son las últimas víctimas en Palestina

Un adolescente de 13 años fue abatido por soldados de Israel durante una manifestación en el campo de refugiados en Ramala y otros dos resultaron heridos

12.10.2015 | 00:32
El padre de la niña, Rafaf Hasán, despide a su pequeña, muerta ayer en la Intifada.

Una madre embarazada, Nur Raff, su hija de cuatro años, Rafaf Hasán, y un menor de 13 años, Ahmed Shakara, murieron ayer en Palestina por un bombardeo y disparos de las fuerzas de Israel, en el undécimo día de la ola de violencia que sacude la región.

La mujer y su hija fallecieron en un bombardeo israelí en Gaza, en represalia por un cohete lanzado desde la franja, mientras el menor de 13 años murió por disparos de soldados de Israel contra una protesta en Ramala, en Cisjordania.

Ahmed Shakara, de 13 años, falleció por un impacto de bala en el cuello durante una manifestación en el campo de refugiados Al Jalazon Otras dos personas resultaron heridas por disparos en esa protesta.

La madre y su hija murieron de madrugada en su casa a causa de un bombardeo israelí de represalia por un cohete lanzado la noche anterior desde la franja de Gaza, que fue derribado sobre la localidad de Hof Ashkelón sin causar víctimas. Su vivienda se vino abajo tras el bombardeo de la aviación israelí con dos misiles aire-tierra que impactaron en las proximidades, y otros cuatro miembros de la familia resultaron heridos.

Se elevan ya a 23 los palestinos muertos desde que el 1 de octubre se agravó la ola de violencia que había comenzado a principios de septiembre y que tiene como trasfondo la histórica disputa entre judíos y palestinos por la Explanada de las Mezquitas, situada en la zona de Jerusalén ocupada por Israel desde 1967.

Ocho de las víctimas son menores de edad, según la ONG palestina de derechos humanos Al Haq; once murieron en Gaza y el resto en Jerusalén Este, Cisjordania e Israel. Los servicios secretos israelíes, sin embargo, creen que la actual ola de violencia en la región está alentada por los movimientos islamistas y no por el presidente palestino, Mahmud Abás, como denuncian muchos ministros del Gobierno de Benjamín Netanyahu.

Altos mandos del llamado Shabak o Shin Bet precisaron ayer ante el gabinete de seguridad del Gobierno israelí que los que alientan la violencia son el movimiento islamista palestino Hamás y el Movimiento Islámico de Israel, informan varios medios locales. Afirman que Abás ha dado órdenes de impedir los ataques contra israelíes, según el diario conservador Jerusalem Post.

Marwan Barghouti, uno de los más carismáticos líderes de Fatah, encarcelado por Israel desde hace trece años y al que muchos ven como futuro presidente palestino, aplaudió ayer a la generación de jóvenes que "resisten la ocupación" y señaló que "el último día de ocupación será el primero de paz". En una poco habitual carta escrita desde prisión apuntó sobre la ola de violencia que "la escalada no empezó con el asesinato (hace once días) de dos colonos israelíes, empezó mucho tiempo atrás y ha continuado durante años".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine