La ONU alerta sobre una partición de Siria si la situación se deteriora

El mediador de Naciones Unidas reclama a Rusia y Estados Unidos que se pongan de acuerdo para evitar una escalada bélica

13.10.2015 | 01:12
Funeral en Líbano de un miliciano chií de Hezbolá, caído en Idlib (Siria).

Si la situación en Siria sigue deteriorándose hay un riesgo de partición del país, alertó ayer el enviado especial de la ONU para Siria, Sttafan de Mistura. "La partición del país sería el peor escenario. Los sirios de todas partes han dicho desde el principio que luchan por mantener la soberanía y la integridad territorial del país. Pero si la situación sigue deteriorándose, la realidad podría ser la partición", denunció.

Desde ese punto de vista, el diplomático italo-sueco reiteró la importancia de seguir manteniendo la presión diplomática para encontrar una solución política al conflicto lo antes posible. De Mistura reclamó a Rusia y a Estados Unidos que se pongan de acuerdo de forma urgente sobre la forma de actuar para evitar una nueva escalada bélica.

De Mistura subrayó durante una rueda de prensa en Ginebra que EEUU y Rusia son clave para sentar a la mesa a las distintas partes en conflicto. El enviado de la ONU viajará hoy, martes, a Rusia e "inmediatamente" después a Estados Unidos para intensificar las negociaciones y tratar de lograr en última instancia un acercamiento entre el régimen de Bashar al Assad y la oposición. Ambos países deberían acordar "futuros pasos" y el arranque de un proceso político que Naciones Unidas considera "urgente".

Fracaso en el conflicto

Entre tanto, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, reconoció que Washington "no ha sido capaz de cambiar la dinámica" en el conflicto sirio, y recalcó que, por el contrario, sí que ha logrado "interrumpir" algunas operaciones del grupo yihadista Estado Islámico.

Obama añadió que "no hay duda" de que el programa para entrenar a milicianos rebeldes para combatir al Estado Islámico "no ha funcionado", después de que Estados Unidos reconociera que, de los 5.000 rebeldes que iban a participar en el proceso de formación, sólo cinco operan realmente en el país.

"Mi objetivo era poner a prueba la propuesta; saber si éramos capaces de entrenar y equipar a la oposición moderada que desee combatir al Estado Islámico. Hemos aprendido que mientras Asad siga en el poder, será muy difícil que los rebeldes centren su atención en el Estado Islámico", explicó Obama.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine